En general, el BM señala que el costo medio para enviar USD 200 a la región se mantuvo en 5,6 % durante el cuarto trimestre de 2021, sin cambios en comparación con el porcentaje registrado un año antes.

Los flujos registrados hacia México incluyen fondos que recibieron los migrantes en tránsito provenientes de Honduras, El Salvador, Guatemala, Haití, Venezuela, Cuba y otros países.

Washington, D.C. – El Banco Mundial anticipa que los flujos de remesas registrados oficialmente con destino a los países de ingreso bajo y mediano aumentarán un 4,2 % este año, hasta llegar a los USD 630 000 millones.

Esto ocurre luego de una recuperación casi récord de 8,6 % en 2021, según la última edición de la Reseña sobre migración y desarrollo (i) publicada hoy por el Banco Mundial.

Se espera que las remesas hacia Ucrania, el mayor receptor de Europa y Asia central, aumenten más del 20 % en 2022. Sin embargo, los flujos de remesas a muchos países de Asia central, cuya fuente principal es Rusia, caerán de manera drástica.

Estas disminuciones, combinadas con el aumento en los precios de los alimentos, los fertilizantes y el petróleo, pueden generar un incremento en el riesgo para la seguridad alimentaria y exacerbar la pobreza en muchos de estos países.

Los flujos de remesas hacia América Latina y el Caribe aumentaron a USD 131 000 millones en 2021, lo cual representa un incremento del 25,3 % con respecto a 2020, a causa de la fuerte recuperación del empleo de los trabajadores extranjeros en Estados Unidos.

Entre los países que registraron tasas de crecimiento de dos dígitos se encuentran Guatemala (35 %), Ecuador (31 %), Honduras (29 %), México (25 %), El Salvador (26 %), República Dominicana (26 %), Colombia (24 %), Haití (21 %) y Nicaragua (16 %).

Los flujos registrados hacia México incluyen fondos que recibieron los migrantes en tránsito provenientes de Honduras, El Salvador, Guatemala, Haití, Venezuela, Cuba y otros países.

Las remesas son importantes como fuente de divisas para muchos países, donde estos flujos representan al menos el 20 % del PIB, como en El Salvador, Honduras, Jamaica y Haití.

En 2022, se estima que las remesas crecerán un 9,1 %, aunque persisten los riesgos de deterioro. En general, el costo medio para enviar USD 200 a la región se mantuvo en 5,6 % durante el cuarto trimestre de 2021, sin cambios en comparación con el porcentaje registrado un año antes.

En general, el BM señala que el costo medio para enviar USD 200 a la región se mantuvo en 5,6 % durante el cuarto trimestre de 2021, sin cambios en comparación con el porcentaje registrado un año antes.

Dejar respuesta