El canciller Roberto Álvarez expresó que los cargos contra Chamorro y Cruz y la cancelación de personería jurídica del único partido de oposición con que contaba la Coalición Nacional para enfrentar al presidente Ortega, apuntan a la eliminación de toda oposición democrática. (Foto: Fuente externa).

El ministro de Relaciones Exteriores del régimen de Daniel Ortega invocó “la decencia, la soberanía y la no injerencia” en los asuntos internos de ese país, en rechazo a la postura del canciller dominicano sobre las medidas de acoso, intimidación e intolerancia antidemocrática a los candidatos presidenciales de oposición Cristiana Chamorro y Arturo Cruz en ese país. 

Santo Domingo, República Dominicana–El ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez, condenó el apreso de los precandidatos presidenciales de Nicaragua, Cristiana Chamoro y Arturo Cruz, quienes fueron detenidos a cinco meses de las elecciones generales del próximo 7 de noviembre.

«Las detenciones de los precandidatos presidenciales Cristiana Chamorro y Arturo Cruz en Nicaragua son un acoso de la oposición ante las elecciones presidenciales de noviembre. Estas medidas antidemocráticas indican la creación de un ambiente de intimidación e intolerancia», escribió Álvarez a través de un mensaje colgado en su cuenta de Twitter.

El funcionario expresó que los cargos contra Chamorro y Cruz y la cancelación de personería jurídica del único partido de oposición con que contaba la Coalición Nacional para enfrentar al presidente Ortega, apuntan a la eliminación de toda oposición democrática.

Instó a las autoridades a liberar a los políticos.

La reacción del régimen de Nicaragua no se hizo esperar. En una carta dirigida al canciller dominicano, el ministro de Relaciones Exteriores, Denis Moncada Colindres, calificó de “intromisión en los asuntos internos, la declaración de Roberto Álvarez, al señalar que “protestamos enérgicamente en nombre de la Decencia, la Soberanía, la No Intromisión, No Injerencia, y No Interferencia, que de acuerdo a todas las Cartas Internacionales que rigen la Vida Soberana entre los Estados, nos debemos.”

Los exjefes de Estado y de Gobierno participantes de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), se refirieron al arresto domiciliario e inhabilitación para cargos públicos de la opositora nicaragüense Cristiana Chamorro Barrios, una medida «arbitraria e ilegítima» y justificada «bajo falsas acusaciones», dijeron.

Los exfuncionarios criticaron que en Nicaragua, «bajo la dictadura de Daniel Ortega y (la primera dama) Rosario Murillo, se degradan a pasos acelerados las garantías básicas y el clima necesarios» de cara a las próximas elecciones en el país centroamericano.

El equipo de prensa del aspirante opositor a la Presidencia de Nicaragua, Arturo Cruz, informó ayer que el académico se encuentra en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como «El Chipote».

Cruz fue el segundo aspirante opositor a la Presidencia en ser arrestado, la primera fue la precandidata Cristiana Chamorro, quien fue declarada bajo arresto domiciliario.

Otros dos precandidatos a la Presidencia por la oposición han denunciado que tienen «casa por cárcel», a pesar de que no enfrentan acusaciones legales, mientras que cinco de los restantes siete aspirantes disidentes han denunciado ser víctima de «persecución y acoso» de la Policía Nacional.