Los precios de consumo a nivel mundial registran un incremento escalofriante, en particular los combustibles y alimentos debido a una ola inflacionaria al parecer imparable, alimentada por la pandemia y ahora el conflicto de la invasión rusa a Ucrania. Y parece que no hay alivio a la vista… (Imagen: Fuente externa).

Primero fue la pandemia, / la excusa muy peculiar. / Ahora llega la tragedia, / del bolsillo sin final…

Por Cantaclaro

El mundo ya se complica,
con un conflicto terrible.
Y aunque nadie se lo explica,
el resultado es horrible.

Primero fue la pandemia,
la excusa muy peculiar.
Ahora llega la tragedia,
del bolsillo sin final…

La inflación en espiral.
Todo está disparatado.
Con razón particular,
el pueblo anda alterado.

El petróleo ataca crudo.
Y trastorna los mercados.
El terror es muy peludo,
de todos los afectados.

Alimento y gasolina,
tregua no quieren dar.
Como dice Miguelina:
¡Se le quema el cigüeñal...!

Para vencer al ladrón,
en esta nueva canción,
hay que darle macarrón,
al dragón de la inflación.

Dejar respuesta