Los jueces del Tribunal Supremo tienen diez casos pendientes en mayo para procesarlos de manera virtual, debido al virus chino que azota al mundo. (Foto: Fuente externa).

Por primera vez en sus 231 años de historia, los jueces de la alta corte conducirán y transmitirán en vivo argumentos orales por teleconferencia, debido a la pandemia.

Washington, D.C.–La Corte Suprema de Estados Unidos hará historia el lunes. No, esta vez, no con una decisión decisiva sino con su aceptación de la tecnología y la transparencia hasta ahora rechazadas.

Por primera vez en sus 231 años de historia, los jueces de la alta corte, famosamente tímidos ante la tecnología conducirán, y transmitirán en vivo, argumentos orales por teleconferencia, el primero de los 10 casos programados de esta manera para mayo debido a la pandemia de coronavirus.

En lugar de arriesgarse a exponerse al patógeno mortal, los nueve jueces, abogados, funcionarios judiciales y miembros del público podrán participar y observar los procedimientos judiciales desde la comodidad y seguridad de sus hogares u oficinas.
El caso del lunes en sí es de mínimo interés público.

Se trata de una disputa legal entre la Oficina de Patentes y Marcas de EE.UU. y el servicio de reservas en línea Booking.com sobre si el nombre genérico puede registrarse como marca registrada.

Si bien la realización de argumentos orales por teleconferencia es una experiencia nueva para los jueces y abogados, la decisión histórica del tribunal de abrir sus deliberaciones a través de la transmisión en vivo es mucho más importante.

Esta es una marcada desviación del formato tradicional donde cualquier juez puede interponerse en cualquier momento durante los argumentos orales.

Feldman dijo que los jueces probablemente intentarán tener una idea del nuevo formato en lugar de apresurarse a hacer preguntas.

El tribunal dijo el jueves que proporcionaría una transmisión de audio en vivo de los argumentos a tres medios, incluido C-SPAN, el canal de asuntos públicos, para llevar a cabo varias plataformas, permitiendo que muchas más personas escuchen.

El tribunal no ha indicado si continuaría con esta práctica. La Corte Suprema es la única rama del gobierno de EE.UU. cuyos procedimientos no se transmiten.