La Corte Suprema de EEUU en Washington, D.C. vista el jueves, 30 de junio de 2022.

El programa formaba parte de las políticas para los migrantes de la administración de Donald Trump.

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, redactó la decisión y se unió al también juez conservador Brett Kavanaugh, así como a los tres jueces liberales de la corte: Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan señala la Voz de América.

Washington, Estados Unidos. -La Corte Suprema dictaminó este jueves que la Administración Biden puso fin adecuadamente al programa de Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), conocido como ‘Permanecer en México’, una política del Gobierno Trump que obligaba a los solicitantes de asilo en Estados Unidos a esperar en México.

La decisión de 5-4 de los jueces para la administración se produjo en un caso sobre la política de «Permanecer en México» bajo el presidente Donald Trump. El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, redactó la decisión y se unió al también juez conservador Brett Kavanaugh, así como a los tres jueces liberales de la corte: Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan.

El presidente Joe Biden suspendió el programa en su primer día en el cargo en enero de 2021. Pero los tribunales inferiores ordenaron que se restableciera en respuesta a una demanda de los republicanos de Texas y Missouri.

La administración actual ha enviado a muchas menos personas de regreso a México que la administración Trump.

El corazón de la lucha legal era si las autoridades de inmigración, con mucha menos capacidad de detención de la necesaria, tenían que enviar a las personas a México o si tenían la discreción bajo la ley federal para liberar a los solicitantes de asilo en los Estados Unidos mientras esperaban sus audiencias.

Unas 70.000 personas se inscribieron en el programa, conocido formalmente como Protocolos de Protección de Migrantes, después de que el presidente Donald Trump lo lanzara en 2019 y lo convirtiera en una pieza central de los esfuerzos para disuadir a los solicitantes de asilo.

Después de la suspensión del programa por parte de Biden, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, lo puso fin en junio de 2021. En octubre, el departamento presentó justificaciones adicionales para la desaparición de la política, sin éxito en los tribunales.

El programa se reanudó en diciembre, pero apenas 3.000 migrantes se habían inscrito a finales de marzo, durante un período en el que las autoridades detuvieron a los migrantes unas 700.000 veces en la frontera entre Estados Unidos y México.

Los estados liderados por demócratas y los grupos progresistas estaban del lado de la administración. Los estados dirigidos por republicanos y los grupos conservadores se pusieron del lado de Texas y Missouri.

Reacciones encontradas

La parte republicana en el Capitolio, opuesta al relajamiento de las fuertes medidas migratorias impuestas por Trump, reaccionó de inmediato ante el avance de política de Biden para el manejo de la frontera suroeste.

“Esta decisión enviará otra señal a las redes de trata de personas y a los cárteles de que la frontera de EEUU está abierta”, dijo en un comunicado el senador republicano por Florida, Marco Rubio.

El senador Rubio, quien además es el vicepresidente del Comité Selecto de Inteligencia en el Senado, sostuvo que “la retórica y las acciones imprudentes del presidente Biden están fomentando la migración ilegal y perjudicando a nuestra nación”.

El Congresista republicano, también por Florida Carlos Gimenez, igualmente arremetió contra la política migratoria de la Casa Blanca. “Nuestras comunidades están en riesgo debido a la insensata decisión de Biden de poner fin a Permanecer en México”, señaló por medio de un tuit.

Dejar respuesta