El aporte de los empleados públicos fue hecho con el interés de dar apoyo en la actual situación de emergencia que está atravesando la República Dominicana y el resto del mundo. (Foto: Archivo).

Empleados del MAP y el INAP aportan más de un millón y medio a 10 entidades para mitigar efectos de pandemia en niños y ancianos.

Santo Domingo, República Dominicana— Empleados del Ministerio de Administración Pública (MAP) y el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), donaron el 10 porciento de su salario del pasado mes de abril a entidades que trabajan con ancianos y niños afectados por el COVID-19.

Las zonas donde se distribuyen los fondos de la solidaridad son el Distrito Nacional, las provincias Santo Domingo, Duarte (municipio San Francisco de Macorís), Santiago, La Vega, y Sánchez Ramírez (municipio Cotuí).

El aporte de los empleados públicos fue hecho con el interés de apoyar en esta situación de emergencia que está viviendo el mundo y la República Dominicana, provocada por la pandemia del coronavirus, y tomando en cuenta que los ancianos y los niños desamparados son los sectores más vulnerables.

El total del donativo, de RD$1,848,000.00, fue distribuido entre diez entidades sin fines de lucro de todo el país, que atienden a niños y ancianos desamparados, y entre las que se encuentran La Fundación Tu Granito de Arena, de Santo Domingo; el Patronato Pro-Ayuda del Hogar de Ancianos y Club de Leones, de Cotuí.

Además, el Hogar de Ancianos América Esperanza, de San Francisco de Macorís; la Fundación de Envejecientes Boca Chica; la Fundación Educativa Acción Callejera Inc., de Santiago y el Hogar San Joaquín y Santa Ana, de La Vega.

También el Hogar Hospicio San Vicente de Paul, de Santiago; la Fundación Manos Arrugadas, de Santo Domingo; las Hermanitas de Ancianos Desamparados, Hogar San Francisco de Asís, de Santo Domingo y el Hogar de Niños Padre Fantino, de La Vega.

Esas entidades sociales que trabajan con ancianos, el segmento poblacional más vulnerable ante el coronavirus y los niños de la calle, cuya protección es necesario garantizar, recibieron una transferencia de RD$168,000.00 en sus respectivas cuentas del Banco de Reservas de la República Dominicana.

Otra cifra similar fue dirigida a un fondo especial creado para apoyar a empleados del MAP, de INAP y familiares, que padezcan enfermedades de riesgo o hayan resultado positivos al COVID-19.

El MAP y el INAP remitieron una misiva a los directivos de cada una de las instituciones beneficiadas donde notifican el aporte voluntario de los servidores para asistir en la protección de envejecientes, niños y niñas en situación de vulnerabilidad y contribuir a la prevención y mitigación de los efectos de la pandemia.

Asimismo, la carta expresa “Cuando haya pasado el Estado de Emergencia y las condiciones sanitarias lo permitan, una comisión de este Ministerio y del INAP realizará una visita de cortesía a sus instalaciones.”