El gigante chino de las telecomunicaciones alega que EE.UU. busca dañar su reputación.

 

Fiscales presentaron dos nuevos cargos contra el gigante chino de telecomunicaciones, según una nueva acusación.

Washington, D.C. —Las acusaciones, radicadas en el Tribunal del Distrito Este de Nueva York, alegan que Huawei conspiró para robar secretos comerciales y tecnología estadounidense.

También acusa a Huawei y a dos de sus subsidiarias con sede en Estados Unidos de conspirar para cometer fraude, lo que se suma a acusaciones previas de robo de propiedad intelectual, fraude electrónico y obstrucción a la justicia.

Entre los encartados también se incluye a las empresas Huawei Devices, Huawei USA, Futurewei, Skycom y el director financiero de Huawei, Meng Wangzhou. Gran parte de los cargos del pasado año se centra en las acusaciones de que Huawei USA y Futurewei estaban ubicadas en los EE. UU.

En el momento de las presuntas violaciones de la Ley de Organizaciones Corruptas e Influencias de Racketeer, se apropiaron indebidamente de la tecnología de seis empresas estadounidenses al entrar en acuerdos de confidencialidad y luego romperlos. Supuestamente reclutaron empleados de las compañías estadounidenses y ofrecieron incentivos para que esos empleados brinden información confidencial a Huawei.

Los nuevos cargos se derivan de lo que los fiscales describieron como un «esfuerzo de décadas» por parte de Huawei y sus afiliados para robar la propiedad intelectual de los Estados Unidos, incluidos los códigos fuente, los enrutadores de Internet y la tecnología de antenas, para hacer crecer su negocio.

La acusación afirma que Huawei tuvo un gran éxito en estos esfuerzos, lo que permitió a la compañía de equipos de telecomunicaciones más grande del mundo aumentar sus márgenes.

Huawei negó las acusaciones

«Esta nueva acusación es parte del intento del Departamento de Justicia de dañar irrevocablemente la reputación de Huawei y su negocio por razones relacionadas con la competencia en lugar de la aplicación de la ley», dijo un portavoz de la compañía en un comunicado.

La acusación se produce en medio de un creciente escrutinio sobre la compañía por parte de legisladores y agencias estadounidenses después de las advertencias de la comunidad de inteligencia de que Huawei representa una amenaza para la seguridad nacional.

Dejar respuesta