Muchas empresas e inversionistas estadounidenses han expresado su preocupación de que la corrupción en el gobierno, incluido el poder judicial, continúe limitando las inversiones exitosas en la República Dominicana. (Foto: Fuente externa).

Un informe del Departamento de Estado señala que las autoridades no cumplen a plenitud las normas mínimas para eliminar la trata, pese a que realizan esfuerzos importantes para lograrlo.

Santo Domingo, República Dominicana–El gobierno de los Estados Unidos colocó a la República Dominicana en el Nivel 2 de alerta por tráfico humano en el país, tras señalar que se realizan ingentes esfuerzos para eliminar ese delito con menores de 18 años, incluido la revisión de la ley sobre trata para eliminar el requisito de fuerza, fraude o coerción de las víctimas.

Un extenso informe de ocho páginas, difundido esta semana, subraya que el Gobierno dominicano aumentó los enjuiciamientos, las investigaciones y la capacitación de más de la policía turística en materia de trata y menores de la calle.

Añade que “Sin embargo, el Gobierno no demostró un aumento general de los esfuerzos en comparación con el período del informe anterior. El Gobierno no informó sobre el resultado de las investigaciones de los casos de complicidad oficial en la trata, y hubo preocupación por la validez del número de víctimas identificadas, dadas las acusaciones de complicidad en la oficina del fiscal de la trata.”

El informe precisa que el Gobierno “condenó a menos traficantes que en años anteriores y dictó sentencias inadecuadas a algunos traficantes condenados. Por lo tanto, la República Dominicana fue reclasificada en el listado de Vigilancia a nivel 2.”

Entre las recomendaciones sugeridas por el informe del Departamento de Estado, se incluyen aumentar las investigaciones y los procesamientos judiciales de los funcionarios de los servicios de aplicación de la ley que sean presuntamente cómplices en la trata de personas.

Según expertos externos, el gobierno dominicano no tiene un presupuesto dedicado a los servicios para las víctimas, ni personal especializado, ni un refugio gubernamental a tiempo completo para víctimas adultas de trata, y el refugio temporal y los alimentos se proporcionaron a las víctimas del presupuesto del PETT sólo después de las redadas.

Los expertos observaron un aumento del número de víctimas venezolanas de trata en la República Dominicana desde el comienzo de la crisis económica y política de ese país. La República Dominicana es un destino de turistas sexuales, principalmente de América del Norte y Europa, para la trata de niños con fines sexuales.

El informe añade que “el tráfico sexual de niñas de 15 a 17 años ocurre en las calles, en los parques y en las playas. Los funcionarios del gobierno y las ONG informan de un aumento de los traficantes que reclutan mujeres colombianas y venezolanas para bailar en clubes de striptease y luego las coaccionan para que se dediquen al tráfico sexual.”

Añade que “los traficantes utilizan las redes sociales para atraer a los menores y ofrecerlos a los clientes.” Señala que los traficantes atraen a las mujeres dominicanas para que trabajen en clubes nocturnos en el Medio Oriente, África, el Caribe y América Latina y las someten a tráfico sexual.