El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, subrayó que los desafíos de salud y seguridad sanitaria global no respetan fronteras ni reconocen disputas políticas. (Foto: Fuente externa).
  • El secretario de Estado, Antony Blinken, afirmó que no hay nada que justifique la exclusión de Taiwan de ese foro.
  • Insta al director general de la OMS a que acepte a Taiwan como observador en la asamblea del 24 de mayo.

Washington, D.C.—El gobierno de los Estados Unidos solicitó a la Organización Mundial de la Salud, OMS, que permita la presencia de Taiwan como observador durante la 74 Asamblea Mundial de Salud que se realizará el 24 de mayo, , debido a su experiencia y aportes para combatir la pandemia.

En un comunicado, el secretario de Estado, Antony Blinken, indicó que “No hay ninguna justificación razonable para la continua exclusión de Taiwán de este foro, y Estados Unidos pide al Director General de la OMS que invite a Taiwán a participar como observador en la AMS, como lo ha hecho en años anteriores, antes de las objeciones registradas por el gobierno de la República Popular China.”

A partir del 24 de mayo, el mundo se reunirá virtualmente para la 74ª Asamblea Mundial de la Salud (AMS) anual.

La Asamblea es el órgano de toma de decisiones de la Organización Mundial de la Salud y establece la agenda para fortalecer la cooperación internacional para poner fin a la pandemia de COVID-19 y promover la salud mundial y la seguridad sanitaria mundial, cuestiones que nos afectan a todos. Y, sin embargo, a menos que los dirigentes de la Organización tomen las medidas adecuadas, la Asamblea excluirá una vez más la participación vital de Taiwán.

El secretario Blinken recordó que los desafíos de salud global y seguridad sanitaria global no respetan fronteras ni reconocen disputas políticas.

Subrayó que “Taiwán ofrece valiosas contribuciones y lecciones aprendidas de su enfoque de estos temas, y el liderazgo de la OMS y todas las naciones responsables deben reconocer que excluir los intereses de 24 millones de personas en la AMS solo sirve para poner en peligro, no para promover, nuestros objetivos de salud global compartidos.”

El Secretario de Estado norteamericano considera que “Taiwán es un socio confiable, una democracia vibrante y una fuerza para el bien en el mundo, y su exclusión de la AMS sería perjudicial para nuestros esfuerzos internacionales colectivos para controlar la pandemia y prevenir futuras crisis de salud. Instamos a la invitación inmediata de Taiwán a la Asamblea Mundial de la Salud.”