El informe del Senado estadounidense presenta cinco planes de China, siendo el más destacado el Plan de los Mil Talentos establecido en 2008, que ofrece a los mejores científicos y académicos de diversas disciplinas incentivos financieros para ir a China a enseñar o investigar. (Foto: Cortesía de la Voz de América).

Algunos republicanos que se oponían a las medidas de vacunas de Biden querían que el Congreso tomara una posición drástica contra la obligatoriedad de las vacunas.

Washington, D.C.–El Senado de Estados Unidos aprobó el jueves un proyecto de ley de gastos provisional que evita un cierre a corto plazo y financia al gobierno federal hasta el 18 de febrero después de que los líderes desactivaran un enfrentamiento partidista sobre los mandatos federales de vacunas. La medida ahora va al presidente Joe Biden para que la promulgue.

Temprano en el día, los líderes del Congreso anunciaron que habían llegado a un acuerdo para mantener al gobierno en funcionamiento durante 11 semanas más, generalmente a los niveles de gasto actuales, al tiempo que agregaron 7.000 millones de dólares para ayudar a los evacuados de Afganistán.

Una vez que la Cámara votó para aprobar la medida, los senadores pronto anunciaron un acuerdo que les permitiría votar sobre ella rápidamente.

«Me alegro de que al final prevalecieron las cabezas más frías. El gobierno permanecerá abierto y agradezco a los miembros de esta cámara por acompañarnos del borde de un cierre evitable, innecesario y costoso», dijo el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, demócrata por Nueva York.

El Senado aprobó la medida con una votación de 69-28.

La Cámara liderada por los demócratas aprobó la medida por 221-212 votos. El liderazgo republicano instó a los miembros a votar no; el único voto republicano para el proyecto de ley provino del representante por Illinois Adam Kinzinger.

Los legisladores lamentaron la solución a corto plazo y culparon al partido contrario por la falta de progreso en los proyectos de ley de gastos de este año. La representante Rosa DeLauro, presidenta del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes, dijo que la medida, sin embargo, permitiría negociaciones sobre un paquete que cubrirá todo el año presupuestario hasta septiembre.

Antes de las votaciones, Biden dijo que había hablado con los líderes del Senado y minimizó los temores de un cierre.

«Hay un plan en marcha a menos que alguien decida ser totalmente errático, y no creo que eso suceda», dijo Biden.

Algunos republicanos que se oponían a las medidas de vacunas de Biden querían que el Congreso tomara una posición dura contra las vacunas obligatorias para los trabajadores en empresas más grandes, incluso si eso significaba cerrar las oficinas federales durante el fin de semana al bloquear una solicitud que aceleraría una votación final sobre el proyecto de ley de gastos.

Dejar respuesta