La portavoz del Departamento de Estado, Namita Biggins, recalcó que la Casa Blanca sigue reconociendo a Juan Guaidó como presidente interino del país y a la Asamblea Nacional como “única institución democráticamente elegida”. (Foto: Fuente externa).

Al menos 29 países, entre ellos República Dominicana, respaldan elecciones libres y el fin de la dictadura de Nicolás Maduro.

Washington, D.C.—El gobierno de los Estados Unidos se sumó este viernes a un grupo de naciones de la comunidad internacional que exige, en una declaración conjunta, la formación de un gobierno de transición en Venezuela y convocar a elecciones presidenciales y legislativa libres y justas en ese país.

Un comunicado de la Oficina de Asuntos Globales del Departamento de Estado ratifica la declaración conjunta que manifiesta “el respaldo de la comunidad internacional al pueblo de Venezuela y a las fuerzas democráticas internas en su esfuerzo por una transición pacífica y democrática en ese país.”

Añade que la Declaración demuestra que “no estamos solos en nuestra determinación de fortalecer el apoyo a un gobierno de transición en Venezuela y a que termine la dictadura de Maduro. Nos acompañan miembros del Grupo de Lima, el Grupo de Contacto Internacional, la Unión Europea y muchos otros países comprometidos con el restablecimiento de la democracia en Venezuela.”

La nota, emitida por la portavoz Morgan Ortagus, subraya que “Estados Unidos se suma a otras democracias de todo el mundo para reiterar nuestro apoyo a las fuerzas democráticas de Venezuela en su defensa de los derechos del pueblo venezolano. La declaración conjunta llama a que se forme un gobierno de transición que organice elecciones presidenciales y parlamentarias libres y justas.”

Agrega que “Además, se han sumado al documento las siguientes partes, y alentamos a otros países que están considerando hacerlo: Albania, Australia, Bahamas, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Estonia, Georgia, Guatemala, Haití, Honduras, Hungría, Israel, Kosovo, Letonia, Lituania, Panamá, Paraguay, Perú, el Reino Unido, República de Corea, República Dominicana, Santa Lucía y Ucrania.»

En el comunicado, Estados Unidos advierte que “En un contexto de flagrantes violaciones de derechos humanos y tácticas coercitivas violentas, el régimen ilegítimo de Maduro procura de manera sistemática destruir la capacidad de Venezuela de llevar a cabo elecciones libres. La situación está muy lejos de cumplir con los estándares internacionales sobre elecciones libres y justas.”

El anuncio del Departamento de Estado concluye que “Ha llegado el momento de que haya una transición pacífica y democrática en Venezuela. Estados Unidos y la comunidad internacional comparten la obligación de manifestar y dar respaldo al pueblo venezolano en su esfuerzo por recuperar la democracia.”