El programa de subvenciones de 1.000 millones de dólares anunciado por Harris duplica el gasto del año pasado en programas para mitigar los efectos de los fenómenos meteorológicos extremos en todo el país. (Foto: Cortesía de la Voz de América).

La vicepresidenta Kamala Harris calificó el cambio climático como una crisis «inmediata» y «urgente» el lunes al ofrecer detalles de más de 1.000 millones de dólares en gastos federales para responder a desastres como inundaciones mortales en Kentucky e incendios forestales que asolan su estado natal de California.

Miami, EEUU — En una visita a Miami, Harris anunció una serie de subvenciones que se pondrán a disposición de los estados para ayudar a las comunidades de todo el país a prepararse y responder a los desastres relacionados con el clima.

Miami, EEUU Al recorrer el Centro Nacional de Huracanes antes del anuncio de la subvención, Harris dijo que desastres como las inundaciones de Kentucky y los incendios forestales de California muestran «cuán inmediato, actual y urgente» es abordar el clima extremo que se experimenta en los Estados Unidos y en todo el mundo.

“El cambio climático se ha convertido en una crisis climática, y una amenaza ahora se ha convertido en realidad”, dijo en un discurso en la Universidad Internacional de Florida.

La vicepresidenta Kamala Harris cita “crisis” climática y anuncia 1.000 millones de dólares para asistencia.

Harris citó inundaciones mortales que arrasaron Kentucky y Missouri, “arrastrando vecindarios enteros”, dejando al menos 35 muertos, incluidos niños. Al menos dos personas murieron en un incendio forestal en el norte de California que se encontraba entre varios incendios que amenazaban miles de hogares en el oeste de EEUU. El clima cálido y las tormentas eléctricas amenazaron con aumentar el peligro de que los incendios sigan creciendo.

“La devastación es real. El daño es real. El impacto es real”, dijo Harris. “Y lo estamos presenciando en tiempo real”.

En 2021, Estados Unidos experimentó 20 desastres relacionados con el clima que causaron más de 1.000 millones de dólares en daños cada uno, dijo Harris, citando un informe de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. Hubo alrededor de seis desastres de este tipo por año en la década de 1990.

“La frecuencia se ha acelerado en un período de tiempo relativamente corto”, dijo Harris. “La ciencia es clara. El clima extremo solo empeorará y la crisis climática solo se acelerará”.

La Casa Blanca está liderando una respuesta de todo el gobierno a los desastres climáticos que “reconoce la urgencia de este momento y nuestra capacidad para hacer algo al respecto”, dijo Harris, y agregó que líderes como ella y el presidente Joe Biden “tienen el deber de actuar”, no solo después de que ocurra un desastre, sino antes de que ocurra un desastre, y es por eso que estamos aquí hoy”.

El programa de subvenciones de 1.000 millones de dólares anunciado por Harris duplica el gasto del año pasado en programas para mitigar los efectos de los fenómenos meteorológicos extremos en todo el país.

Biden anunció el mes pasado que la administración duplicará el gasto una vez más en el año presupuestario que comienza en octubre, gastando 2.300 millones para ayudar a las comunidades a hacer frente a las altas temperaturas a través de programas administrados por FEMA, el Departamento de Salud y Servicios Humanos y otras agencias.

[Con información de The Associated Press]

Dejar respuesta