Por Jesús Rojas

Como parte de la vigilancia intensificada el gobierno de China anunció este mes que todos los que compren tarjetas SIM para teléfonos móviles, primero deben producir una impresión de reconocimiento facial, cuyo objetivo esencial es vigilar, controlar y coaccionar a disidentes políticos dentro de sus mil-400 millones de habitantes.

El nuevo sistema de control político y social antidemocrático también pretende obligar a las empresas estadounidenses y occidentales a ajustarse a las políticas comunistas del régimen chino si quieren realizar sus operaciones limitadas y vigiladas en ese país.

Las tecnologías de reconocimiento facial son ampliamente utilizadas por el régimen comunista chino que despliega millones de cámaras de vigilancia, interconectadas a supercomputadoras que contienen bases de datos masivas, a lo largo de calles, edificios, estaciones de trenes, aulas y líneas de metro en varias ciudades importantes de China.

Con el surgimiento de la tecnología 5G de próxima generación, la que introduce a Estados Unidos a través de teléfonos inteligentes promovidos por una empresa británica, solo se espera que aumente el alcance de las redes de vigilancia electrónica a los ciudadanos chinos.

La tecnología de reconocimiento de rostro y de voz identifica y monitorea a las personas con el objetivo de controlar conductas y comportamientos que oscilan desde la actividad política de disidentes hasta el “jaywalking”, al parecer como parte de un sistema de monitoreo de crédito financiero conocido como proyecto piloto conocido como Sistema de Crédito Social, o SCS, el que entraría en vigencia en 2020 pero ahora lo posponen para el 2021.

El objetivo del llammado puntaje de crédito social se cimienta en el control de casi todas las facetas de la vida humana, el cual permitiría que los confiables y leales deambulen por todas partes bajo el cielo, mientras que a los “desacreditados o desleales” se les dificulta dar un solo paso.

El proyecto, que avanza por fases en los últimos años, tiene algunas fallas, entre ellas atribuir delitos a un rostro captado en una foto de publicidad de un autobús que violó un semáforo en rojo, o permitir al minorista en línea Alibaba incluir el crédito social disponible de ciudadanos en áreas rurales.

Quienes fallan o no cumplen dentro del sistema de vigilancia estatal se les denomina “laolai”, que en traducción libre significa canalla o sinvergüenza porque se niegan a ser identificados. Y es que en un estado totalitario se espera y se obliga a todos a ser una pequeña pieza y útil engranaje de la sociedad, lo que ha ocurrido en la historia humana y se repite ahora en China.

El sistema de espionaje chino SCS también monitorea y censura las redes sociales, y de allí navega en cascada en asuntos ciudadanos tan privados como todas las cuentas bancarias, pagos realizados, dialogo en los “chats”, cuentas de boletos de tren o aéreos, números telefónicos, todos conectados a una cuenta única de vigilancia estatal.

El portal digital chino, creditchina.gov.cn describe el sistema de crédito social sólo como “una parte importante del sistema de economía de mercado socialista y de gobernabilidad social. Fuera de China, la variante internacional es conocida como sistema de crédito corporativo, para forzar a las empresas
extranjeras a alinearse a la política oficial de Pekín en asuntos como Taiwán, Hong Kong, el Tíbet o la minoría Uigur.

Sólo el pasado año, el Centro de Información Nacional de Crédito precisó que al menos 23 millones de personas fueron “desacreditadas” y prohibidas de viajar por tierra y aire, mientras otros 17.5 millones tienen impedidos comprar boletos aéreos, seguidos por 5.5 millones que no tienen acceso a boletos para viajar en trenes de alta a velocidad, todos debido a su “pobre crédito social”. Todo un programa clave de administración, elemento esencial de la ideología para dar forma y control a la sociedad.

Ello es parte del precio que se paga bajo regímenes totalitarios que utilizan la tecnología como punta de lanza contra las libertades democráticas e individuales. Las preguntas que muchos se hacen ahora dentro y fuera del país, es ¿qué buscan los chinos comunistas en la República Dominicana? Y ¿hasta qué punto el gobierno nacional puede ceder a sus tentadoras ofertas?

Compartir
Artículo anteriorPastor Guillermo Abello publica «Recetas inspiradoras para vida exitosa»
Artículo siguientePitbull lanza nuevo albúm en formato físico y dos sencillos «Libertad 548»
Rose Mary Santana
Periodista hispanoamericana, Especialista en Medios Digitales y Relaciones Públicas Corporativas. Se distingue por ser Defensora de los Derechos Humanos, Democracia y Libertad de Prensa para los países de América Latina, acuñando la frase de Abraham Lincoln, "La democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo." Ex presidenta en dos oportunidades del Colegio Dominicano de Periodistas, Florida. Corresponsal en Miami de www.acento.com.do, www.elnuevodiario.com.do y www.Diasporadominicana.com.do, Primicias y otros medios importantes de la República Dominicana. Primera periodista dominicana en escribir desde Estados Unidos para Diario Libre Digital y El Nuevo Diario. Aborda el tema de República Dominicana en Diario Las Américas. Miembro de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos en los Estados Unidos, NAHJ y miembro del Programa de Influyentes del Hispanic Digital Network de Cisión y PRNewswire, quienes crean este blog bajo este programa donde solo participan personalidades consideradas por ellos, como influencer hispanos en los Estados Unidos. Miembro de la Asociación de Prensa Internacional de Miami, MIPA, Asociación Nacional de Hispanos en Estados Unidos, NAHJ, Miembro de la Federación Internacional de Periodistas, FIP, sede Bruselas, Asociación de Prensa Turística de la República Dominicana en FL, del Círculo de Locutores de RD en FL, Asesora de la Carrera de Comunicación Social de URBE UNIVERSITY, ex Directora de Comunicaciones de Diaspora Development Foundation en Florida. Presidenta de la Comisión de Asuntos Diplomáticos del Colegio Dominicano de Periodistas, CDP-RD, Directiva 2019-2022. Egresada de la Universidad Dominicana O & M y con Diplomados en Relaciones Públicas y Relaciones Públicas Corporativas de las Universidades Tecnológica de Santiago, (UTESA) y Acción Pro Educación y Cultura, (APEC) en República Dominicana. Cuenta con un Certificado en Ciencias Políticas de UNICARIBE COLLEGE en el estado de la Florida, donde laboró además como Directora de Comunicaciones en la entidad universitaria. Reconocida por méritos acumulados en las Alcaldías de San Juan en Puerto Rico, Miami en Florida y en la Ciudad de Miramar también en la Florida, en esta última, convirtiéndose en la primera periodista hispana en recibir un reconocimiento en los 60 años de fundada esta Ciudad. Recibió en el 2021 en el marco del Día Nacional del Periodista y Mes del Periodista en República Dominicana, el máximo galardón que otorga el Colegio Dominicano de Periodistas, CDP, "Medalla al Mérito Periodístico". Rose Mary Santana, además obtuvo dos galardones del Observatorio de Medios Digitales de República Dominicana, catalogada en el año 2020, como "Mejor Comunicadora Digital en el Extranjero" y este Blog Noticioso, "Mejor Medio Digital de la Diáspora." Reconocida por diversos medios en la Florida, entre ellos, Dominicanos Hoy. También ha sido reconocida por la Junta Central Electoral en Miami y por el Instituto de Dominicanos en el Exterior, (IDEX). En Puerto Rico, fue reconocida por la Fundación Misión de Amor. Ha recibido a lo largo de su trayectoria profesional, más de 40 certificaciones por participación en cursos relacionados con su carrera, incluidos varios del Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA, Universidad Autónoma de Santo Domingo,(UASD), Organización Mundial de la Salud, (OMS), Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, (UNICEF) entre otros organismos internacionales. También cuenta con varias certificaciones de entidades periodísticas internacionales, entre las que se destacan, la Federación Internacional de Periodistas, (FELAP), la Fundación Konrad Adenauer en Alemania, del Centro Knight de Periodismo de Las Américas y la Universidad de Texas, entre otros. En su haber profesional en República Dominicana, ha sido figura cumbre en coberturas noticiosas de Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno, además de la fuente noticiosa más importante del país, la de la Presidencia de la República Dominicana y otras. Laboró durante muchos años para Radio Cadena Comercial y su red de más de 20 emisoras a lo largo del país. Fue corresponsal desde República Dominicana para Estados Unidos de la Voz de América, (VOA). Rose Mary Santana, se convirtió a su llegada a la Florida, en ser la única periodista dominicana que ha sido invitada por el Comando Sur de los Estados Unidos para abordar un Black Hawk y aterrizar en un portaaviones en el océano para una cobertura periodística en el buque hospital Kearsarge. Cuenta con un certificado de Cobertura de Desastres, tras concluir entrenamiento con la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, realizado en Miami. También ha participado invitada por la Embajada de los Estados Unidos en República Dominicana en el seminario de Liderazgos en Medios de Comunicación, efectuado conjuntamente con el Centro Internacional para Periodistas, (ICFJ). Labor Comunitaria Social Ella ha desempeñado una amplia labor en el campo comunitario, laborando con reputadas entidades sin fines de lucro, a título de cooperación. Entre esas instituciones se destacan en su natal, República Dominicana, diferentes clubes culturales, entre ellos, Nueva Generación y Cultural La Fe, donde realizó la Primera Caminata de Lucha Contra las Drogas de manera conjunta con importantes organismos en República Dominicana. De hecho, la primera Escuela Pública del Sector La Loma del Chivo en el Barrio 27 de febrero, una columna lleva su nombre, dedicada en función de su esfuerzo para lograr esta construcción que beneficia a miles de niños con accesibilidad a la educación que residen en este sector, entre otras actividades comunitarias en su país. En el Estado de la Florida, se ha desempeñado como directora de comunicaciones de la Fundación del ex pelotero de Grandes Ligas, Juan Guzmán de manera honorífica, dentro de sus labores sociales, llegando a realizar exitosamente dos Cenas Galas para la entidad. También en Diáspora Development Foundation en la Florida, ha sido voluntaria, miembro del equipo fundador y Directora de Comunicaciones. Colabora con grupos comunitarios que luchan contra cáncer de seno, siendo una sobreviviente de la enfermedad.

Dejar respuesta