Parte de la ayuda que beneficiaran a familias dominicanas, apoyados por USAID.
Es ejecutado por la ONG Norteamericana Batey Relief Alliance y la USAID, para beneficiar a los que viven en los bateyes y comunidades empobrecidas desprovistas de empleos y de otras fuentes de ingresos por el Covid-19, dificultando el acceso a productos básicos de la canasta familiar.

Santo Domingo, RD.- El presidente de la organización no gubernamental norteamericana Batey Relief Alliance (BRA), doctor Ulrick Gaillard, informó sobre la continuidad en el 2021 de su programa “Ayuda Alimentaria” que, con el financiamiento de la Agencia Internacional para al Desarrollo Internacional (USAID), invirtió desde que inició la pandemia de la Covid-19 unos 630 mil 798 dólares en la entrega de más 7 millones de raciones alimenticias para unas 80 mil personas en 17 comunidades empobrecidas del país.

Resaltó el impacto positivo que ha tenido en más 20 mil familias en zonas marginadas de La Romana, Puerto Plata, San Pedro de Macorís, Santo Domingo, Bahoruco, Barahona, Independencia, La Altagracia, Samaná, Monte Cristi, Dajabón, Santiago, Santiago Rodríguez, Elías Piña, Distrito Nacional, Hato Mayor, Monte Plata, entre otras.

Señaló que mujeres embarazadas, niños, envejecientes y pacientes con el VIH, afectadas por el Covid-19 reciben de este proyecto un paquete integral que incluye bolsas de alimentos, purificadores de agua, equipo de protección personal, entre otros productos.

El presidente de la organización no gubernamental norteamericana Batey Relief Alliance (BRA), doctor Ulrick Gaillard.

El doctor Gaillard mencionó entre las instituciones aliadas al Proyecto “HS3”, Procter and Gamble, la empresa Gildan, Servicio Social de Iglesias Dominicanas, Vicaría de la Republica Dominicana, Club De Leones Piantini, Mujeres en Desarrollo, Oficina de Gestión Senatorial y las alcaldías de la provincia de Monte Plata , Centro de Investigación y Apoyo Sociocultural, Centro de Orientación e Investigación Integral, Instituto Dominicano de Estudios Virológicos, Movimiento Sociocultural de Trabajadores Haitianos, Red Dominicana de Personas que Viven con VIH, entre otras.

Señaló que el proyecto “Ayuda Alimentaria” contribuye con el alivio de una gran cantidad de familias que viven en los bateyes y otras comunidades empobrecidas que quedaron desprovistas de sus empleos y actividades económicas de generación de ingresos para sostener sus familias, viéndose obligados a quedarse en casa, dificultando en gran manera el acceso a productos alimenticios.

Familias en estas zonas reciben vulnerables, mientras reciben parte de la donación apoyados por USAID.

Manifestó que los productos han sido recibidos por las familias con mucho interés y vistos como una tabla de salvación, llegando a demandar una cantidad mayor que la destinada de manera equitativa para las familias beneficiarias.

Sobre Batey Relief Alliance (BRA)

Es una organización no gubernamental, humanitaria, apartidista y sin fines de lucro, fundada en Nueva York, Estados Unidos en el 1997 con la misión de contribuir con la solución de las necesidades socioeconómicas y sanitarias de más de 2.5 millones niños y sus familias afectadas severamente por la pobreza extrema, las enfermedades y el hambre en los Estados Unidos, Perú, Haití y la República Dominicana.

En 2018, BRA cambió sus estrategias de intervención en el “Desarrollo de la comunidad a través de una plataforma holística de empoderamiento de las mujeres,” que ofrece la capacitación y microcréditos a las mujeres y niñas, complementado con el acceso a la salud materno-infantil, nutrición, agua potable, atención primaria y de VIH, medicamentos, multivitaminas y educación sanitaria preventiva.

La experiencia de BRA en este campo de trabajo se remonta a 2009 cuando colaboró con la USAID y del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) para desarrollar programas agropecuarias cooperativas de empoderamiento de las mujeres que beneficiaron a más de 35 mil personas en las regiones rurales e fronterizas de República Dominicana y Haití.

Su mayor contribución fue la instalación en 2006 del “Centro Medico BRA” en el batey Cinco Casas, del Distrito Municipal Don Juan de la provincia Monte Plata, el primer complejo sanitario moderno construido en un batey dominicano desde el inicio de la producción azucarera en la República Dominicana en el año 1517. Durante diez años, ese centro médico brinda servicios integrales de salud y VIH, medicamentos y nutrición gratuitos a poblaciones marginadas y en riesgo de enfermedades, salvando más de 350 mil vidas.

En el 2017, BRA entregó el centro, junto con un modelo de atención de salud, al Ministerio de Salud Pública del país, a través del Servicio Regional de Salud Metropolitano, para continuar cerrando la brecha de atención sanitaria en los bateyes y otras comunidades rurales empobrecidas de la nación.

El “Centro Médico BRA” representó más que una respuesta a una crisis sanitaria polarizada de décadas, y se convirtió en parte integral de un período histórico que simboliza para muchos la esperanza, la justicia y la dignidad, independientemente de la raza, nacionalidad, género, orientación sexual, condición económica, religión o creencia, o afiliación política.

BRA está afiliada con la Iniciativa Global Clinton (CGI), de la Fundación Clinton, tiene estatus consultivo especial en el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) y es una organización voluntaria pública de la USAID.

Compartir
Artículo anteriorLotte Hotel Seattle ya está abierto en la Ciudad Esmeralda
Artículo siguienteConsulado RD en NY amplía horario servicios: Brindará mayor facilidades a diáspora
Rose Mary Santana
Periodista Ex presidenta del Colegio Dominicano de Periodistas, FL Corresponsal en Miami de www.acento.com.do, www.elnuevodiario.com.do y www.Diasporadominicana.com.do, Primicias y otros medios importantes de la República Dominicana. Aborda el tema de República Dominicana en Diario Las Américas. Miembro de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos en los Estados Unidos, NAHJ y miembro del Programa de Influyentes del Hispanic Digital Network de Cisión y PRNewswire, quienes crean este blog bajo este programa donde solo participan personalidades consideradas por ellos, como influencer hispanos en los Estados Unidos. Miembro de la Asociación de Prensa Internacional de Miami, MIPA Miembro de la Federación Internacional de Periodistas, FIP, sede Bruselas, Asociación de Prensa Turística de la República Dominicana en FL, del Círculo de Locutores de RD en FL, Asesora de la Carrera de Comunicación Social de URBE UNIVERSITY, ex Directora de Comunicaciones de Diaspora Development Foundation en Florida. Egresada de la Universidad Dominicana O & M y con Diplomados en Relaciones Públicas y Relaciones Públicas Corporativas de las Universidades Tecnológica de Santiago, (UTESA) y Acción Pro Educación y Cultura, (APEC) en República Dominicana. Cuenta con un Certificado en Ciencias Políticas de UNICARIBE COLLEGE en el estado de la Florida, donde laboró además como Directora de Comunicaciones en la entidad universitaria. Reconocida por méritos acumulados en las Alcaldías de San Juan en Puerto Rico, Miami en Florida y en la Ciudad de Miramar también en la Florida, en esta última, convirtiéndose en la primera periodista hispana en recibir un reconocimiento en los 60 años de fundada esta Ciudad. Reconocida por diversos medios en la Florida, entre ellos, Dominicanos Hoy. También ha sido reconocida por la Junta Central Electoral en Miami y por el Instituto de Dominicanos en el Exterior, (IDEX). En Puerto Rico, fue reconocida por la Fundación Misión de Amor. Ha recibido a lo largo de su trayectoria profesional, más de 40 certificaciones por participación en cursos relacionados con su carrera, incluidos varios del Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA, Universidad Autónoma de Santo Domingo,(UASD), Organización Mundial de la Salud, (OMS), Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, (UNICEF) entre otros organismos internacionales. También cuenta con varias certificaciones de entidades periodísticas internacionales, entre las que se destacan, la Federación Internacional de Periodistas, (FELAP), la Fundación Konrad Adenauer en Alemania, del Centro Knight de Periodismo de Las Américas y la Universidad de Texas, entre otros. Rose Mary Santana, se convirtió a su llegada a la Florida, en ser la única periodista dominicana que ha sido invitada por el Comando Sur de los Estados Unidos para abordar un Black Hawk y aterrizar en un portaaviones en el océano para una cobertura periodística en el buque hospital Kearsarge. Cuenta con un certificado de Cobertura de Desastres, tras concluir entrenamiento con la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, realizado en Miami. También recientemente participó invitada por la Embajada de los Estados Unidos en República Dominicana en el seminario de Liderazgos en Medios de Comunicación, efectuado conjuntamente con el Centro Internacional para Periodistas, (ICFJ). Labor Comunitaria Social Rose Mary Santana también ha desempeñado una amplia labor en el campo comunitario, laborando con reputadas entidades sin fines de lucro, a título de cooperación. Entre esas instituciones se destacan en su natal, República Dominicana, diferentes clubes culturales, entre ellos, Nueva Generación y Cultural La Fe, donde realizó la Primera Caminata de Lucha Contra las Drogas de manera conjunta con importantes organismos en República Dominicana. De hecho, la primera Escuela Pública del Sector La Loma del Chivo en el Barrio 27 de febrero, una columna lleva su nombre, dedicada en función de su esfuerzo para lograr esta construcción que beneficia a miles de niños con accesibilidad a la educación que residen en este sector, entre otras actividades comunitarias en su país. En el Estado de la Florida, se ha desempeñado como directora de comunicaciones de la Fundación del ex pelotero de Grandes Ligas, Juan Guzmán de manera honorífica, dentro de sus labores sociales, llegando a realizar exitosamente dos Cenas Galas para la entidad. También en Diáspora Development Foundation en la Florida, ha sido voluntaria, miembro del equipo fundador y Directora de Comunicaciones. Colabora con grupos comunitarios que luchan contra cáncer de seno, siendo una sobreviviente de la enfermedad.