Lado sur del Palacio Nacional de la República Dominicana. (Foto: Archivo).

Con toque de queda vigente, las autoridades no descartan ordenar el uso de la fuerza.

Santo Domingo, República Dominicana–El ministro de la Presidencia y coordinador de la Comisión de Alto Nivel para el Control del COVID-19, Gustavo Montalvo, descartó el cierre de empresas y de las fronteras del país, en medio de medidas de excepción.

El funcionario explicó que a partir de la aprobación que se espera haga el Congreso este fin de semana, de la solicitud de autorización para decretar el estado de emergencia por 45 días, se harán cumplir las reglas sanitarias para frenar el avance de la pandemia.

Tras un encuentro con miembros de la comisión de transición de las autoridades electas en el Palacio Nacional el jueves, Montalvo sostuvo que el Gobierno instaurará el toque de queda y espera que sea respetado por la población para combatir el virus.

Además de Montalvo y Peña, a la reunión asistieron Rafael Sánchez Cárdenas, ministro de Salud Pública; Juan Ariel Jiménez, ministro de Economía; Amado Alejandro Báez, asesor del Poder Ejecutivo en el combate al COVID-19.

Además, el canciller Miguel Vargas Maldonado, Roberto Álvarez ministro de Exteriores designado y Rubén Darío Paulino Sem, ministro de Defensa.

El ministro advirtió que si no se obedecen las medidas sanitarias preventivas, las autoridades de salud ordenarán a las militares que usen la fuerza.

Dijo que durante el estado de emergencia que el Ejecutivo solicitó por 45 días, se seguirá con las reglas de distanciamiento físico, uso de mascarillas e higiene, tanto en las calles como en las empresas.

Gustavo Montalvo puso al día sobre la realidad del COVID-19 a la comisión del gobierno entrante, dirigida por Raquel Pena, vicepresidenta electa. Peña expresó que los grupos seguirán haciendo encuentros de forma permanente hasta el cambio de mando.

Dejar respuesta