La nueva tecnología tiene la capacidad de soportar las conexiones a Internet de alta velocidad de 1.8 millones de hogares. (Foto: Fuente externa).

La infraestructura de la red soporta una presión sin precedentes debido a la crisis sanitaria mundial.

Melbourne, Australia–Investigadores de las universidades Monash, Swinburne y RMIT han probado y registrado con éxito la velocidad de datos de Internet más rápida de Australia y la del mundo, desde un solo chip óptico.

La tecnología tiene capacidad de descargar 1000 películas de alta definición en una fracción de segundo.

Publicado en la revista Nature Communications, estos hallazgos tienen el potencial no solo de acelerar los próximos 25 años de la capacidad de telecomunicaciones de Australia, sino también la posibilidad de que esta tecnología local se implemente en todo el mundo.

A la luz de las presiones que se ejercen sobre la infraestructura de Internet del mundo, destacada recientemente por las políticas de aislamiento como resultado de COVID-19, el equipo de investigación dirigido por el Dr. Bill Corcoran (Monash), el profesor Arnan Mitchell, (RMIT), y el profesor David Moss (Swinburne), pudieron alcanzar una velocidad de datos de 44.2 Terabits por segundo (Tbps) desde una sola fuente de luz.

Esta tecnología tiene la capacidad de soportar las conexiones a Internet de alta velocidad de 1.8 millones de hogares en Melbourne, Australia, al mismo tiempo, y miles de millones en todo el mundo durante los períodos pico.

Las manifestaciones de esta magnitud generalmente se limitan a un laboratorio. Pero, para este estudio, los investigadores lograron estas velocidades rápidas utilizando la infraestructura de comunicaciones existente donde pudieron probar de manera eficiente la red.

Utilizaron un nuevo dispositivo que reemplaza 80 láseres con un solo equipo conocido como micropeine, que es más pequeño y liviano que el hardware de telecomunicaciones existente.

Fue plantado y probado con carga utilizando la infraestructura existente, que refleja la utilizada por el NBN.

Es la primera vez que se utiliza un micropeine en una prueba de campo y posee la mayor cantidad de datos producidos a partir de un solo chip óptico.

Dejar respuesta