El estudio también halló que los consumidores querían hacer más para mejorar la alfabetización mediática, y que a los usuarios de los medios se les debería enseñar cómo evaluar las redes de manera crítica. (Imagen: Fuente externa.)

El efecto en tercera persona juega un papel importante en cómo la gente responde a las noticias falsas en redes sociales.

Raleigh, Carolina del Norte–Una nueva investigación revela que las «noticias falsas» inspiran a los consumidores a exigir acciones correctivas de las empresas, incluso si éstas son víctimas de las mismas.

El estudio también respalda la idea de que la mayoría de las personas sienten que son mejores para detectar noticias falsas que otras personas, y descubrieron que las noticias falsas aumentan los llamados a mejorar la alfabetización en medios digitales.

«La idea de que estoy menos influenciado por las noticias falsas que tú es un ejemplo de algo llamado efecto en tercera persona», dice Yang Cheng, primer autor del estudio y profesor asistente de comunicación en la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

«El efecto en tercera persona predice que las personas tienden a percibir que los mensajes de los medios de comunicación tienen un mayor efecto en los demás que en sí mismos, y descubrimos que este efecto es pronunciado entre los consumidores que usan las redes sociales.

También se descubrió que el efecto en tercera persona juega un papel importante en cómo la gente responde a las noticias falsas en línea.

Para este estudio, los investigadores reclutaron a 661 participantes del estudio de todo Estados Unidos que se identificaron como consumidores de Coca-Cola.

Los investigadores primero dieron a los participantes un ejemplo de una noticia falsa que circuló en Facebook en 2016, que (falsamente) afirmó que Coca-Cola había retirado del mercado botellas de su marca Dasani debido a la presencia de parásitos acuáticos.

Luego, hicieron una serie de preguntas a los participantes del estudio diseñadas para determinar cómo se sentían acerca de las noticias falsas y qué sentían debía hacerse para abordarlas.

«El hallazgo más fuerte fue que los consumidores esperan que las corporaciones asuman la responsabilidad de combatir las noticias falsas, incluso si la compañía en cuestión fue víctima de la noticia falsa», dice Cheng.

El estudio también encontró que los consumidores querían hacer más para mejorar la alfabetización mediática, y que a los usuarios de los medios se les debería enseñar cómo evaluar los medios de manera crítica.

Los investigadores también encontraron que el factor más poderoso para desencadenar estas respuestas de los consumidores parecía ser el efecto de terceros.

En otras palabras, las personas que tenían más confianza en su capacidad para detectar noticias falsas sentían con mayor fuerza que otras personas serían influenciadas por las noticias falsas.

Dejar respuesta