El MISAP advirtió que sólo hospitales y clínicas autorizadas pueden realizar las pruebas para detectar el virus. (Foto: Fuente externa).

El ministro Rafael Sánchez Cárdena dice cerrarán e incautarán material a negocios no autorizados.

Santo Domingo, República Dominicana–El ministro de Salud, Rafael Sánchez Cárdenas, advirtió este miércoles que los negocios que venden pruebas rápidas sin la debida certificación podrían ser cerrados y sus test incautados.

“Que quede claro, tiene que estar habilitado por el Ministerio de Salud Pública o de lo contrario es pasible de la incautación y cierre del negocio”, resaltó.

El funcionario recordó que los hospitales y clínicas están autorizados para realizar esos procedimientos, así como se realiza por la Dirección de Epidemiología o las direcciones provinciales de Salud con reportes a la Epidemiología.

Dejar respuesta