Brooke y Matt Strauss, que se casaron el domingo, hacen una pausa el martes 5 de julio de 2022 después de dejar sus ramos de boda en el centro de Highland Park, Illinois, un suburbio de Chicago, cerca de la escena de la masacre del lunes. (AP Foto/Charles Rex Arbogast)

Pena y dolor ha causado a la población en los Estados Unidos y el mundo, la tragedia ocasionada por un tirador que dejó varios muertos durante el desfile tradicional en Highland Park. El informe de nuestra aliada la Voz de América, aborda esta tragedia.

Chicago, Illinois.-La foto de Aiden McCarthy se compartió en todas las redes sociales del área metropolitana de Chicago durante las horas posteriores al tiroteo en el desfile del 4 de julio en Highland Park, acompañada de peticiones para ayudar a identificar al niño de 2 años que había sido localizado en el lugar ensangrentado y solo, así como para reunirlo con su familia.

El martes, amigos y autoridades confirmaron que los padres del niño: Kevin McCarthy, de 37 años, e Irina McCarthy, de 35, se encontraban entre las siete personas asesinadas.

“A los 2 años, Aiden se queda en una situación inconcebible: crecer sin sus padres”, escribió Irina Colon en una cuenta de GoFundMe que creó para la familia y para Aiden, quien se reunió con sus abuelos el lunes por la noche.

Amigos de los McCarthy dijeron que los padres de Irina cuidarían del niño de ahora en adelante.

Otras cuatro personas que murieron fueron identificadas el martes como Katherine Goldstein, de 64 años; Jacquelyn Sundheim, de 63; Stephen Straus, de 88; y Nicolás Toledo Zaragoza, de 78. Todas las víctimas eran de Highland Park, excepto Toledo, quien estaba visitando a su familia en la ciudad desde Morelos, México.

Las autoridades aún no han identificado a la séptima víctima.

Las semblanzas de algunos de los fallecidos empezaron a aparecer el martes mientras los investigadores seguían buscando pruebas en el tiroteo en el que murieron al menos siete personas y 30 resultaron heridas.

Angela Vella, amiga de la infancia de Irina McCarthy, describió a ésta como divertida, agradable y “un poco masculina”, y que le gustaba vestirse bien.

“Definitivamente tenía su propio estilo, que siempre admiré”, dijo Vella en una breve entrevista.

Straus, asesor financiero de Chicago, fue uno de los primeros espectadores en llegar al desfile y acudía todos los años, dijeron sus nietos.

Las semblanzas de algunos de los fallecidos empezaron a aparecer el martes mientras los investigadores seguían buscando pruebas en el tiroteo en el que murieron al menos siete personas y 30 resultaron heridas.

Angela Vella, amiga de la infancia de Irina McCarthy, describió a ésta como divertida, agradable y “un poco masculina”, y que le gustaba vestirse bien.

“Definitivamente tenía su propio estilo, que siempre admiré”, dijo Vella en una breve entrevista.

Straus, asesor financiero de Chicago, fue uno de los primeros espectadores en llegar al desfile y acudía todos los años, dijeron sus nietos.

Dejar respuesta