Amanecer en la simbólica Plaza de La Bandera, en el centro de la Capital Dominicana. (Foto: Fuente externa).

Por Eugenio Fortunato*

Lució feo el showcito,
de la Plaza e’ la Bandera.
Es que convocar a marcha,
no lo puede hacer cualquiera.

Un pastorcito amargado,
porque ya no está cobrando,
quiso violar la tregua,
a una manifestación llamando.

El pueblo no quiere impuestos.
Eso lo ha manifestado.
El presidente de estreno,
parece haber escuchado.

Si este gobierno dialoga.
Y está dispuesto a escuchar.
No veo la necesidad,
de un llamado a marchar.

Las bocinas no lo entienden.
Ni lo entiende el PLD.
Este pueblo ha despertado,
y ve la cosa como es.

* El escritor y decimero dominico-americano, Eugenio Fortunato, denominado entre los suyos como “el genio Fortunato”, cuna de una distinguida familia vinculada al quehacer literario, cinematográfico y otras áreas profesionales.
Él, además, es autor del libro «Rimas y Picardías». En una de sus estrofas poéticas expresa con certeza que «Hay quien piensa haber cumplido porque se lava las manos, pero recibe o visita a fulano y a mengano», en franca alusión a que no debemos recibir visitar a nuestros hogares durante la cuarentena y las regulaciones de este distanciamiento como medidas de prevención y evitar contagios ante la pandemia del COVID-19.

Dejar respuesta