El presidente Luis Abinader, y todo su equipo, están comprometidos con su agenda de transformación.

Una cosa tras la otra, / como un juego de ajedrez. / Quien paga los platos rotos / es el pobre otra vez.

Por Eugenio Fortunato*

Con esto de la inflación,
y aún la pandemia encima,
ahora se le ha sumado,
una gran fiebre porcina.

Una cosa tras la otra,
como un juego de ajedrez.
Quien paga los platos rotos,
es el pobre otra vez.

En un país como el nuestro,
la cosa se ha ido paliando.
Todo a costa del futuro,
por seguirse endeudando.

Mientras tanto las causales,
se quedaron en el camino.
Todo el código penal,
apunta el mismo destino.

Se le dio un adiós a Johnny,
como se lo había ganado.
En la historia del país,
tiene su puesto sellado.

* El escritor y decimero dominico-americano, Eugenio Fortunato, denominado entre los suyos como “el genio Fortunato”, cuna de una distinguida familia vinculada al quehacer literario, cinematográfico y otras áreas profesionales.
Él, además, es autor del libro «Rimas y Picardías». En una de sus estrofas poéticas expresa con certeza que «Hay quien piensa haber cumplido porque se lava las manos, pero recibe o visita a fulano y a mengano», en franca alusión a que no debemos recibir visitar a nuestros hogares durante la cuarentena las regulaciones de este distanciamiento como medidas de prevención y evitar contagios ante la pandemia del COVID-19.