El biosensor portátil llamado VitalScout, proporcionó una evaluación precisa de los parámetros fisiológicos (frecuencia cardíaca y frecuencia respiratoria) que se utilizan para calcular el estrés. (Foto: Fuente externa).

El biosensor analiza los niveles de tensión y agotamiento de empleados en centros médicos.

Gales del Sur, Reino Unido—Un grupo de científicos ha desarrollado un dispositivo portátil cuya misión es medir los niveles de estrés del personal de salud que labora en hospitales y centros médicos del mundo en situaciones de calamidad o de catástrofe.

El biosensor portátil, que se coloca en el pecho del médico y personal de apoyo en hospitales y clínicas, puede ayudar a detectar y controlar el estrés experimentado por los profesionales de la salud, según un estudio publicado en Physiological Reports.

En el estudio de 12 voluntarios varones sanos, un biosensor portátil llamado VitalScout, proporcionó una evaluación precisa de los parámetros fisiológicos (frecuencia cardíaca y frecuencia respiratoria) que se utilizan para calcular el estrés.

«Se ha informado una alta prevalencia de estrés y agotamiento en los profesionales de la salud, sin embargo, las herramientas actuales utilizadas para cuantificar métricas como relojes inteligentes o cuestionarios no están en consonancia con los estilos de vida ocupados de los médicos y no cumplen con las políticas de prevención de infecciones», indicó uno de los investigadores.

Además, las métricas del biosensor se correlacionaron fuertemente con las obtenidas mediante análisis de respiración, y podían discriminar los cambios asociados con el estrés de los cambios relacionados con el aumento de la actividad física.

El autor principal del estudio, profesor, Damián M. Bailey, PhD, de la Universidad de Gales del Sur, en el Reino Unido, señaló que:

«Dado que el aumento del estrés puede tener un impacto posterior tanto en la profesión de la salud como en el paciente bajo cuidado, creemos que el biosensor portátil utilizado en este estudio es una herramienta útil para monitorear y controlar el estrés experimentado por los profesionales de la salud.»

Dejar respuesta