La Asociación de Periodistas de Guatemala (APG) pidió a la Organización de las Naciones Unidas y a la Organización de los Estados Americanos que envíen al país a sus relatores para la libertad de expresión.

La Corte Suprema de Justicia rechazó en 2019 la petición para realizar otro juicio a David Romero, director de la emisora Radio Globo.

Miami, Florida–La Sociedad Interamericana de Prensa, (SIP) lamentó la muerte en la cárcel del periodista hondureño David Romero por el COVID-19, y condenó que no lo hayan excarcelado en junio pasado al entrar en vigor un nuevo código penal que lo exculparía “por delitos de difamación y calumnias.”

Romero, quien falleció el pasado sábado a los 65 años, fue encarcelado en 2019 después de haber sido condenado en 2016 a 10 años de prisión “por delitos de difamación y calumnias en perjuicio de la exfiscal Sonia Inés Gálvez Ferrari”, recordó la SIP.

En 2019, la Corte Suprema de Justicia rechazó la petición para realizar un nuevo juicio y ratificó prisión para Romero, que era director de la emisora Radio Globo, indicó el organismo regional en un comunicado.

También detalló que en el nuevo código penal, aprobado en enero pasado y en vigencia desde junio, quedó derogado el artículo 28 sobre “responsabilidad penal en delitos cometidos a través de medios de difusión.”

La SIP lamentó que al ser despenalizados los delitos contra el honor no se aplicara “el principio de retroactividad que favorecía a Romero.”

Tanto el presidente de la SIP, Christopher Barnes, como el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información del organismo, Roberto Rock, coincidieron en que de haberse seguido el nuevo código penal, Romero no hubiera quedado “expuesto a un estado de extrema vulnerabilidad en la cárcel.”

Ambos expresaron su esperanza de que “la Justicia trabaje en forma célere” para que “se eviten casos similares.”

Con la muerte de Romero son tres los periodistas fallecidos en Honduras debido al nuevo coronavirus.

Dejar respuesta