La creación de empleos es a menudo un foco principal de la misión social de estas empresas nuevas, en particular para grupos marginados, discapacitados y desempleados. (Foto: Fuente externa).

La creación de empleos en nuevas empresas sociales ha sido pasada por alto durante la pandemia.

Queensland, Australia–Un estudio de primer orden mundial descubrió que la creación de empresas sociales no solo alivia los problemas sociales, sino que también es mucho más importante para la creación de empleo de lo que se pensaba.

El estudio –Los efectos regionales en el empleo de la nueva empresa social– recién publicado por el profesor Martin Obschonka, director del Centro Australiano de Investigación de Emprendimiento de QUT, y su director fundador, profesor Per Davidsson, junto con colaboradores de Suecia, el documento acaba de ser difundido en Acceso abierto Springer.

Sostienen que el impacto de la creación de empresas sociales en la generación de empleo regional ha sido pasado por alto en gran medida. También argumentan que la primera investigación de este tipo podría proporcionar información importante a la política de empleo, especialmente a medida que los gobiernos globales se apresuran a apuntalar las economías en crisis.

La investigación subraya que «La creación de empleo es a menudo un foco principal de la misión social de estas empresas nuevas, especialmente para grupos marginados, incluidas las personas con discapacidad y las personas desempleadas de larga duración.»

El profesor Davidsson dijo que los hallazgos eran contrarios a la dependencia de los voluntarios por parte de muchos esfuerzos de programas sociales.

«Parece haber una serie de razones por las cuales las empresas sociales crean más empleos. Primero, la mayoría de las nuevas empresas ‘comerciales’ representan individuos que eligen el autoempleo, lo que puede significar que no tienen un deseo ardiente de crecer y contratar empleados», dijo el profesor Davidsson.

Añade que «Las nuevas empresas comerciales a menudo también operan en mercados abarrotados con poco espacio para el crecimiento. Por lo tanto, incluso las empresas de alto crecimiento en la categoría comercial no elevan el promedio a niveles altos; en parte porque compiten o adquieren algunos de sus pares.”

«Por el contrario, las empresas sociales abordan los» mercados «desatendidos de los problemas sociales, como la falta de vivienda, el abuso de sustancias, la violencia doméstica, los refugiados, las preocupaciones ambientales, los refugios de animales, los bancos de alimentos, los centros de crisis, el desempleo juvenil, etc.

El académico precisa que «Esto crea espacio para el crecimiento sin expulsar a otras empresas sociales. Y apasionados por resolver la mayor cantidad posible de ‘su’ problema social, los emprendedores sociales están motivados para crecer.”

«También pueden beneficiarse de costos más bajos debido a exenciones de impuestos y dependencia parcial de los voluntarios para tener una ventaja de crecimiento sobre las empresas comerciales que ofrecen productos o servicios competidores.»

Los autores del estudio reconocen que, dado que el sector de la empresa comercial es mucho más grande que el sector social, la creación de empleo total es mayor en general.

El estudio comparó las regiones de Suecia en términos de sus nuevas empresas sociales y comerciales entre 1990 y 2014 y sus efectos netos de creación de empleo en cada uno hasta ocho años después de que ingresaron al mercado. «Todavía no existen comparaciones similares para Australia u otros países», dijo el profesor Obschonka.

«Sin embargo, el empleo total en el sector social ha crecido recientemente en otros países, por lo que nuestros hallazgos probablemente serían válidos en Australia y en otros lugares junto con Suecia.»

Dejar respuesta