La futura red de satélites crearía un acceso a internet económico y de alta velocidad, enfocado para las personas que se encuentren en lugares muy remotos o con servicio insuficiente. (Foto: Fuente externa).

La empresa de Elon Musk adelanta su proyecto Starlink para ofertar servicio de la red de alta velocidad cibernética para todo el planeta.

Cabo Cañaveral, Florida— La compañía aeroespacial SpaceX, del magnate Elon Musk, puso en órbita sesenta satélites como parte del proyecto comercial Starlink, con el que busca ofrecer servicios de internet de alta velocidad desde el espacio hasta zonas remotas del planeta.

Un comunicado de la empresa precisó que el cohete reutilizable Falcon 9 despegó el miércoles a las 21:25 hora local (01:25 GTM del jueves), y quince minutos después desplegó los satélites que usaron sus propulsores para colocarse en la órbita correcta a unos 550 kilómetros de altitud.

La futura red de satélites crearía un acceso a internet económico y de alta velocidad, especialmente enfocado para las personas que se encuentren en lugares muy remotos o con servicio insuficiente para acceder a la red.

Es el octavo envío de satélites desde que comenzó el proyecto Starlink en mayo de 2019, dentro de las iniciativas que tiene la empresa del fundador de SpaceX, Elon Musk, para revolucionar el mundo a través de la tecnología espacial y su objetivo final de colonizar el planeta Marte, vía la Luna.

La gran novedad de los nuevos sesenta satélites enviados al espacio es que una de las unidades contará con un visor para bloquear el reflejo de la luz solar que emiten a la Tierra cuando impacta las partes brillantes de la nave.

El lanzamiento tiene lugar luego que la primera misión privada Demo-2 puso en órbita a dos astronautas de Estados Unidos en la misión 63 de la NASA el pasado 30 de mayo, llevando a los tripulantes a la Estación Espacial Internacional luego de nueve años de ausencia en misiones originadas desde territorio estadounidense.

Dejar respuesta