Las protestas con cacerolas se realizan todos los días a las ocho de la noche en varios puntos del país. (Foto: Fuente externa).

Reclaman moderadores de alta solvencia moral y que conozcan el clima sociopolítico actual en el país.

Santo Domingo, República Dominicana–Los movimientos sociales Somos Pueblo, Creo en ti RD, Santiago Protesta y Revoltiao convocaron para este viernes a un diálogo que sea moderado por miembros de la sociedad civil, en busca de una salida a la crisis generada tras la suspensión de las elecciones municipales de 16 de febrero.

Los movimientos proponen como moderadores del diálogo a miembros de la sociedad civil «con alta solvencia moral y con basto conocimiento del clima sociopolítico y las exigencias de la ciudadanía», entre ellos Héctor Guerrero Heredia, el padre Rogelio Cruz y el abogado José Luis Taveras.

El encuentro está pautado para las 7:00 de la noche en el hotel Radisson.

Miembros de Somos Pueblo anunciaron el encuentro en las afueras de la Pontificia Universidad Madre y Maestra, donde se realiza en diálogo del Consejo Económico y Social.

En tanto, entre cacerolazos y la consigna “esos grupos que se reúnen en aposentos oscuros no nos representan” fue suspendida ayer la primera reunión del diálogo nacional que busca una salida al conflicto político ocurrido luego de la suspensión de las elecciones municipales el pasado 16 de febrero.

Moseñor Agripino Núñez Collado, presidente del Consejo Económico y Social, manifestó que la suspensión se realizaba sin fecha para una nueva convocatoria, debido a que hay muchos sectores y personas interesados en participar en el diálogo. Luego se convocó para este jueves.

El Consejo tiene previsto reunirse a las 9:00 de la mañana de hoy con la posible presencia de jóvenes indignados que reclaman elecciones justas y transparentes, rechazo a la corrupción y respeto a las instituciones y a la democracia.

Monseñor Núñez Collado explicó que entre los sectores que serán invitados a participar están los jóvenes que estuvieron en las afueras de la Pontificia Universidad Madre y Maestra, sede del CES, repicando cacerolazos que se escuchaban dentro de la sala de reuniones.

Sobre la petición que realizó el movimiento civil Somos Pueblo de que la reunión sea televisada, monseñor Agripino Núñez Collado no especificó si se realizaría.

Eduardo Sánchez, representante de Somos Pueblo, manifestó que el CES tuvo que suspender, porque no pueden dejar a la sociedad fuera.

“La suspensión de la reunión fue buena, porque ellos recibieron la presión y la seguirán recibiendo”,  dijo Sánchez.

A eso de las tres de la tarde en la entrada de la Universidad Pontificia Católica Madre y Maestra se escuchaban las cacerolas dentro y fuera del lugar de reunión, como símbolo de que los jóvenes que protestaron por días frente a la Plaza de la Bandera continúan reclamando respuestas a las causas del sabotaje de las elecciones municipales del pasado 16 de febrero en la República Dominicana.

Ver video: Cortesía de Somos Pueblo.

Dejar respuesta