El mandatario actual, el derechista Jair Bolsonaro, necesitaba de una sólida actuación para garantizar una segunda vuelta ante el expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, quien encabeza los sondeos. También participaron otros cinco candidatos. (Foto: Cortesía de la Voz de América).

El debate rápidamente se convirtió en un feroz intercambio entre Lula y Bolsonaro, en el que se lanzaron insultos personales y donde el moderador les dio repetidas oportunidades de responder.

Sao Paulo, Brasil — Decenas de millones de brasileños permanecieron pegados al televisor la noche del jueves para el último debate presidencial antes de las elecciones del domingo.

El mandatario actual, el derechista Jair Bolsonaro, necesitaba de una sólida actuación para garantizar una segunda vuelta ante el expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, quien encabeza los sondeos. También participaron otros cinco candidatos.

Horas antes del debate en la cadena Globo, Datafolha dio a conocer un sondeo que indicaba la posibilidad de una victoria indiscutida de Lula, la cual requeriría que obtuviera más votos que el resto de los candidatos combinados.

Por ese motivo, Mauro Paulino, el exdirector de Datafolha, señaló que el debate del jueves era “el más importante desde la redemocratización de Brasil” en 1985.

“Un pequeño grupo de personas decidirá si esta elección tiene una o dos vueltas”, dijo Paulino a GloboNews. “La actuación de esos candidatos frente a tantos televidentes será muy importante”.

A continuación, algunos de los momentos más importantes del debate:

___

Lula, cuyo desempeño en el primer debate hace algunas semanas fue considerado por los expertos como tibio, intentó mostrarse más enérgico en sus respuestas a Bolsonaro.

Pero el debate rápidamente se convirtió en un feroz intercambio entre ambos, en el que se lanzaron insultos personales y donde el moderador les dio repetidas oportunidades de responder.

“Él hablando de pandillas, debería verse en el espejo”, dijo Lula.

“Mentiroso. Exconvicto. Traidor a la patria”, respondió Bolsonaro. “Deberías estar avergonzado, Lula”.

“Es increíble que un presidente venga y diga lo que él dice”, comentó Lula. “Es por eso que el pueblo te enviará a casa el 2 de octubre”.

El moderador, William Bonner, eventualmente pidió civilidad: “Por respeto al público, por favor mantengan el nivel de calma para un ambiente democrático que intentamos tener para este debate”.

___

Simone Tebet, senadora cercana a los líderes agroindustriales y considerada como moderada en la contienda, atacó a Bolsonaro por sus antecedentes en materia ambiental durante un segmento relacionado con el cambio climático.

“Su gobierno fue el que puso a arder los biomas, selvas y pantanos de mi Pantanal. Su gobierno cuidó a los mineros y taladores, los protegió”, afirmó. “En ese sentido, usted fue el peor presidente en la historia de Brasil”.

Bolsonaro defendió su trabajo y destacó que envió al ejército a ayudar en el combate a los incendios en la Amazonía.

Tebet añadió que “él se cree sus propias mentiras” y que las pocas precipitaciones perjudicaban la producción agrícola.

“Así que la falta de lluvia es mi responsabilidad. Felicidades”, respondió con una sonrisa. El presidente destacó que había viajado a Rusia para negociar el suministro de fertilizantes.

“El pueblo me ama y el campo votará nuevamente por mí”, añadió.

Dejar respuesta