El momento de la terminación estaba en duda desde que la Corte Suprema decidió el 30 de junio que la administración Biden podía levantar la política. (Foto: Cortesía de la Voz de América).
  • Al mismo tiempo, el tribunal permitió que la administración proceda con un mandato de vacunación para la mayoría de los trabajadores de la salud en EE.UU.
  • La administración Biden había emitido un mandato que requería a los empleados de las grandes empresas que se vacunaran contra el COVID-19 o se sometieran a pruebas semanales.

Washington, D.C. —La Corte Suprema de Estados Unidos ha impedido que la administración del presidente Joe Biden haga cumplir un requisito para que los empleados de las grandes empresas se vacunen contra el COVID-19 o se sometan a pruebas semanales y usen una mascarilla en el trabajo.

Al mismo tiempo, el tribunal permitió que la administración proceda con un mandato de vacunación para la mayoría de los trabajadores de la salud en EE.UU. Los fallos de la corte el jueves llegan durante un aumento en los casos de coronavirus y dan un golpe a los esfuerzos del gobierno por aumentar la tasa de vacunación entre los estadounidenses.

La mayoría conservadora de la corte concluyó que el Gobierno se extralimitó en su autoridad al tratar de imponer la regla de vacunación o prueba de covid en las empresas estadounidenses con al menos 100 empleados. Más de 80 millones de personas se habrían visto afectadas.

Ambas reglas habían sido desafiadas por estados gobernados por republicanos. Además de ellos, grupos empresariales atacaron la regulación de emergencia por considerarla demasiado costosa y probable que haga que los trabajadores dejen sus trabajos en un momento en que ya es difícil encontrar nuevos empleados.

El mandato de vacunación, que el tribunal permitirá que se haga cumplir en todo el país, cubre prácticamente a todos los trabajadores de la salud del país. Se aplica a los proveedores de atención médica que reciben fondos federales de Medicare o Medicaid, lo que podría afectar a 76.000 centros de atención médica, así como a proveedores de atención médica domiciliaria. La regla tiene exenciones médicas y religiosas.

Escasez de personal
El incremento de contagios de coronavirus durante las últimas semanas también ha aumentado la preocupación de los expertos en salud pública. Cifras oficiales precisan que uno de cada cuatro hospitales de Estados Unidos cuenta con personal escaso para atender pacientes, ante la propagación de ómicron.

Video anexo: Voz de América

Dejar respuesta