El dirigente perremeísta, Domingo Rojas Pereyra, indicó que la decisión de Danilo Medina y Margarita Cedeño es para refugiarse en el foro legislativo y evadir en los tribunales casos potenciales de corrupción. (Foto: Fuente externa).

Dirigente del PRM, Domingo Rojas Pereyra, dice ambos pretenden buscar impunidad en el organismo.

Santo Domingo, República Dominicana–El expresidente de la República, Danilo Medina, y su vicepresidenta durante ocho años, Margarita Cedeño, se juramentaron como miembros del Parlamento Centroamericano, (Parlacen).

“Como único punto de la agenda se llevará a cabo la juramentación del excelentísimo señor expresidente Danilo Medina y la excelentísima ex vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández, de la República Dominicana”, indicaba el documento de convocatoria para la juramentación que se hizo efectiva este martes.

El Parlacen es una institución política consagrada a la integración de los países de Centroamérica. Tiene su central en la Ciudad de Guatemala, cuya reputación ha sido cuestionada así como su efectividad como foro regional.

Este organismo se integra con 20 diputados nacionales electos directamente mediante sufragio universal por los ciudadanos de cada Estado miembro.

Los diputados del Parlacen son electos por un período igual al período de elección de cada gobierno en cada país miembro del Parlacen.

Además, lo integran los presidentes y los vicepresidentes o designados a la Presidencia de la República de cada uno de los Estados Centroamericanos, al concluir su mandato, por el período que determina la Constitución de cada país.

Inmediatamente trascendió el ingreso del expresidente Danilo Medina y de su vicepresidenta Margarita Cedeño al Parlacen, el dirigente del Partido Revolucionario Moderno, (PRM), Domingo Rojas Pereyra, los acusó de pretender refugiarse vanamente en el “escudo de la impunidad, que piensan de manera equivocada les podría otorgar ser miembros a partir de este martes del Parlamento Centroamericano”.

Pereyra consideró oportuno “recordarles a Danilo Medina y Margarita Cedeño que el hecho de hacer valer su opción de pertenecer a ese organismo parlamentario por su condición de exejecutivos del gobierno, los pone en evidencia y envía un mensaje claro al país y al mundo de que la única razón que les motiva para incorporase a ese órgano regional es revestirse de la inmunidad parlamentaria que esto conlleva, para invocar la misma, una vez llegue el momento en que tengan que responder ante la sociedad y el Poder Judicial de los múltiples hechos de corrupción, tráfico de influencia, concusión, nepotismo, desfalco, violación a la Constitución e impunidad prohijados por ambos durante los 8 años que encabezaron el Poder Ejecutivo.”

Acusación
A través de una nota enviada a este medio, el dirigente del gobernante PRM dijo que Los exfuncionarios “sometieron al conglomerado social dominicano a la más asqueante y vil degradación moral no solo de las instituciones y la política; sino lo que es más detestable, a la sociedad en sentido general, mediante el ejercicio sistemático de las indecorosas prácticas antes señaladas de forma desenfrenada”.

Asimismo, Rojas Pereyra advirtió “a mi partido, sobre todo a sus máximos dirigentes, que el pueblo dominicano nos eligió y otorgó mandato para no solo dirigir los destinos nacionales por los próximos cuatro años, sino también para saciar su sed de justicia ante tanta corruptela y depravación institucional y moral a la que sometió el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) a la Nación”.

“Por lo que humildemente estimo que una de las prioridades del PRM desde el gobierno es la de encabezar y emprender el proceso que sea necesario para despeledeizar el país, y entiéndase dicho término como la ejecución de una tarea decidida, tenaz y sincera de desterrar del Estado y la política; los métodos perversos y anti éticos con los cuales el PLD, corrompió a gran parte de la clase política y de la sociedad, bajo el predicamento de que el fin justifica los medios, y de que en política se hace lo que conviene, no importando que se tenga que pagar por ello cualquier precio moral, religioso o deontológico”.

Continuó diciendo que “Ese pragmatismo de Estado debe ser descontinuado y extirpado para siempre de la vida nacional por esta gestión de gobierno encabezada por Luis Abinader, ese debe ser uno de los pilares en que descanse el legado como estadista del presidente de la República, y de no hacerlo pagaremos en las urnas y en la estima popular el mirar para otro lado y no enfrentar el socavamiento, envilecimiento y perversión de la vida nacional que heredamos.”

Dejar respuesta