Otros sitios engañaban a los programas del gobierno para que los estadounidenses ingresen información personal identificable, como detalles bancarios. (Imagen: Archivo).

Autoridades federales indicaron que muchos de los esquemas se originaron en sitios web que ofrecían vacunas y curas falsas.

Washington, D.C.–El Departamento de Justicia de Estados Unidos indicó el miércoles que había interrumpido cientos de dominios de Internet que los ciberdelincuentes estaban utilizando para cometer fraudes y otros delitos relacionados con la pandemia COVID-19.

Las autoridades federales, las fuerzas de seguridad y varias empresas del sector privado, incluyendo múltiples proveedores de dominios de Internet y registradores, trabajaron cooperando en conjunto para investigar y tomar medidas contra los estafadores que pretendían explotar las preocupaciones del virus, informó el departamento.

Esto ocurre después de que el Centro de Denuncias de Delitos en Internet del FBI informó que hasta el martes recibió y revisó más de 3600 denuncias relacionadas con estafas de COVID-19.

Muchas de estas estafas se originaron en sitios web que ofrecían vacunas y curas falsas para el tratamiento del virus, llevaban a cabo falsas campañas de caridad, entregaban malware o alojaban varios otros tipos de estafas, dijo el departamento.

Los sitios web a menudo contienen las palabras “covid19” o “coronavirus” en su nombre de dominio o afirman ser administrados por organizaciones o agencias de salud pública o de estar afiliados a ellas para atraer tráfico.

Entre los sitios web ilícitos figuraba uno que pretendía solicitar y recaudar donaciones a la Cruz Roja Americana para los esfuerzos de socorro de COVID-19.

Otros sitios engañaban a los programas del gobierno para que los estadounidenses ingresen información personal identificable, como detalles bancarios.

“El departamento seguirá colaborando con nuestros socios de la aplicación de la ley y del sector privado para combatir el crimen relacionado con COVID-19 en línea”, indicó Brian Benczkowski, asistente del fiscal general de la División Criminal del Departamento de Justicia.

“Elogiamos a las empresas responsables de Internet que están tomando medidas rápidas para evitar que sus recursos se utilicen para explotar esta pandemia”, indicó en un comunicado.

Los funcionarios dijeron que después de que las quejas fueron analizadas e investigadas, estas fueron referidas a empresas del sector privado que manejan o alojan los dominios.

Muchas de esas empresas luego han retirado esos dominios tras determinar que los sitios violaban sus políticas y términos de servicio y no pasaban por un proceso legal.

Dejar respuesta