Los científicos subrayan que más allá de las dietas, las personas deben ser conscientes de que su origen genético quizás tendrá un gran impacto en su vida y salud. (Foto: Cortesía Pexel).

Estudio revela restricción dietética funciona; pero no en todos aquellos que desean larga vida.

Novato, California–¿Comer menos y vivir una vida larga y saludable? Estudio muestra ‘no en todos los casos.’

La suposición de que la restricción dietética (y los medicamentos que imitan sus efectos) extenderán tanto la vida útil como la salud en general ha sido cuestionada, según una investigación que involucra 160 cepas de mosca de la fruta genéticamente distintas.

Los resultados sugieren lo que sucederá en los humanos que comen una dieta espartana, los investigadores informan que el trece por ciento de las cepas eran más vigorosas, pero murieron antes con restricciones dietéticas. El 5 por ciento vivió más, pero pasó más tiempo con mala salud.

Una teoría subyacente de la investigación sobre el envejecimiento sostiene que la restricción dietética (y los medicamentos que imitan sus efectos) retrasarán el proceso y prolongan la vida útil como la salud en general, informa la revista Current Biology.

Aunque en promedio la vida útil se extendió y la salud aumentó, los investigadores del laboratorio Kapahi en el Instituto Buck dicen que la clave está en los detalles.

En el estudio, los investigadores midieron los cambios dependientes de nutrientes en la esperanza de vida y rastrearon los cambios relacionados con la edad en la actividad física para medir la duración de la salud.

Mientras que el 97 por ciento de las cepas mostraron cierta extensión de la esperanza de vida o de la salud en respuesta a la restricción dietética, solo el 50 por ciento de las cepas mostraron una respuesta significativamente positiva a la restricción dietética para ambos.

El trece por ciento de las cepas fueron más vigorosas, pero murieron antes con restricción dietética. El 5 por ciento vivió más, pero pasó más tiempo con mala salud.

El 32 por ciento restante de las cepas no mostró beneficios ni perjuicios para la esperanza de vida o la salud, ni respuestas negativas a ambas.

«La restricción dietética funciona, pero puede no ser la panacea para aquellos que desean extender el período de salud, retrasar las enfermedades relacionadas con la edad y extender la vida útil», dijo Pankaj Kapahi, PhD, profesor de Buck y autor principal del artículo.

«Nuestro estudio es sorprendente y da una idea de lo que probablemente sucederá en humanos, porque todos somos diferentes y probablemente responderan de manera diferente a los efectos de la restricción dietética. Además, nuestros resultados cuestionan la idea de que la extensión de la vida útil siempre estará acompañada por mejora de la salud.»

«Los descubrimientos que se extienden a lo largo de la vida tienden a ser muy publicitados en los medios de comunicación como una forma de curar todas las enfermedades relacionadas con la edad», dijo Kapahi.

Señala que «Las personas deben ser conscientes de que su origen genético probablemente tendrá un gran impacto en cómo responderán a una intervención.

Existe la necesidad de desarrollar marcadores en el campo para que podamos predecir cómo reaccionará un individuo a una intervención particular en términos de mejorar la salud y la esperanza de vida.»

Kapahi también señaló que el estudio respalda el énfasis del Instituto Buck en la duración de la vida en el transcurso de ella.

«La mayoría de las personas están mucho más interesadas en estar saludables por el mayor tiempo posible. Creo que si se les da la opción, elegirían una intervención que les otorgaría años adicionales de buena salud en lugar de años adicionales de discapacidad.»

Dejar respuesta