La funcionaria del Departamento de Estado recalcó que EE.UU. ha hecho “uso de la diplomacia” con el objetivo de “aumentar la presión sobre los abusos del Gobierno y en apoyo a la gente de Cuba”. (Foto: Cortesía de la Voz de América)..

El anuncio del Secretario de Estado, Antony Blinken, indica que la nueva oficina ayudará en resolver problemas diplomáticos, cibernéticos y tecnológicos emergentes del siglo XXI.

Washington, D.C.—El secretario de Estado, Antony Blinken, anunció formalmente el establecimiento de una nueva oficina cibernética en el Departamento de Estado para ayudar a abordar los problemas diplomáticos cibernéticos y tecnológicos emergentes.

El funcionario precisó que la nueva Oficina de Ciberespacio y Política Digital como parte de un discurso sobre la reorganización y modernización del Departamento de Estado para satisfacer las necesidades del siglo XXI. El Secretario señaló que consultó con el Congreso y expertos externos antes de establecer la oficina.

«Tenemos un gran interés en dar forma a la revolución digital que está sucediendo a nuestro alrededor y asegurarnos de que sirva a nuestra gente, proteja nuestros intereses, impulse nuestra competitividad y defienda nuestros valores», dijo Blinken durante unas declaraciones en el Instituto de Servicio Exterior del Departamento de Estado.

“Tengo la intención, con el apoyo del Congreso, de establecer una nueva Oficina de Política Digital y Ciberespacio, encabezada por un embajador en general, y nombrar un nuevo enviado especial para tecnología crítica y emergente”, anunció.

La nueva oficina abordará cuestiones que incluyen las amenazas cibernéticas, la libertad global de Internet, los riesgos de vigilancia y el trabajo con naciones aliadas democráticas para establecer normas y estándares internacionales sobre tecnologías emergentes.

Blinken dijo que tanto el jefe de la nueva oficina como el nuevo enviado especial reportarían a la subsecretaria de Estado Wendy Sherman durante el primer año. El Departamento de Estado también se centrará en la contratación de personas con experiencia en ciencia y tecnología para abordar las amenazas emergentes.

“Al tomar estos pasos, estaremos en mejores condiciones de asegurarnos de que Estados Unidos siga siendo el líder mundial en innovación y el creador de estándares”, dijo Blinken.
El Wall Street Journal informó por primera vez el lunes que se establecería la oficina, y varios legisladores bipartidistas clave aplaudieron la medida en los días posteriores.

La nueva oficina se establece más de cuatro años después de que el ex secretario de Estado Rex Tillerson fusionó la antigua Oficina del Coordinador de Asuntos Cibernéticos con otra oficina del Departamento de Estado, lo que generó críticas generalizadas de que la medida podría socavar los esfuerzos de la diplomacia cibernética del departamento.

En respuesta, el exsecretario de Estado Mike Pompeo anunció el establecimiento de la Oficina de Seguridad del Ciberespacio y Tecnología Emergente en los últimos días de la administración Trump, pero los expertos criticaron la medida por ser apresurada y la configuración de la oficina mal planificada.

El Congreso se ha involucrado en el tema, y la Cámara aprobó la Ley de Diplomacia Cibernética a principios de este año, que establecería una oficina de seguridad cibernética en el Departamento de Estado y garantizaría que esté dirigida por un funcionario designado por el presidente con el nivel de embajador.

El establecimiento de la nueva oficina se encuentra entre una variedad de otros pasos establecidos por Blinken el miércoles que están destinados a ayudar a modernizar el Departamento de Estado. Estos incluyeron solicitar al Congreso un aumento del 50 por ciento en el presupuesto de TI de la agencia, priorizar la diversidad de la fuerza laboral, fortalecer los esfuerzos de diplomacia nacional y aprender lecciones de las recientes operaciones de retirada de Afganistán.

Dejar respuesta