La magistrada Barbara Lagoa es la primera jueza de origen hispana que preside en la Corte Suprema de la Florida. (Foto: Fuente externa).

Los ojos en el sur de la Florida están sobre la jurista, Barbara Lagoa, de 52 años, criada en el barrio de Hialeah, del Condado de Miami-Dade.

Miami, Florida–La magistrada cubano-estadounidense Barbara Lagoa, hija de exiliados cubanos de Miami, suena en los medios estadounidenses como una de las posibles candidatas a reemplazar a la fallecida jueza Ruth Bader Ginsburg en el Tribunal Supremo de Estados Unidos., informó el domingo la prensa estadounidense.

Los ojos del sur de Florida, especialmente del barrio cubano de Hialeah, en el condado Miami-Dade, donde creció esta abogada de 52 años, están puestos en la lista de candidatas que el presidente Donald Trump dijo que anunciaría pronto.

Esta jueza conservadora se presenta además como una candidata clave que alentaría al electorado de Florida, estado clave para la reelección de Trump frente al demócrata Joe Biden en las presidenciales de noviembre próximo.

Lagoa fue nominada en enero de 2019 a la Corte Suprema de Florida por el gobernador Ron DeSantis y pocos meses después por Trump para la Corte de Apelaciones del Undécimo Circuito, en Atlanta, cargo que ocupa tras una votación bipartidista y sin obstáculos en el Senado.

DeSantis, aliado político de Trump, la nominó el 9 de enero de 2019 durante un discurso en el que recordó a los jueces que deben tener un trabajo “limitado” sin cambiar la ley ni la Constitución.

La jueza cubana asumió ese mismo día como la primera jueza hispana de la Corte Suprema de Florida en compañía de sus padres, su esposo y sus tres hijas, en la Torre de la Libertad de Miami, donde fueron recibidas las primeras oleadas de exiliados de Cuba.

De llegar a la Corte Suprema de Justicia, sería la segunda persona hispana en ocupar este cargo vitalicio, después de Sonia Sotomayor, de origen puertorriqueño, nominada en 2009 por el entonces presidente Barack Obama.

Dejar respuesta