La designación de hoy somete al gobierno de Cuba a sanciones que penalizan a personas y países que realizan cierto comercio con la isla, restringe la ayuda exterior de Estados Unidos, prohíbe las exportaciones y ventas de defensa e impone ciertos controles a las exportaciones de artículos de doble uso. (Foto: Fuente externa).
  • Departamento de Estado indicó que las empresas chinas ayudan a Maduro a socavar la democracia.
  • EE.UU. condena a la vez sentencia de cárcel a cuatro ejecutivos de la empresa CITGO 6.

Washington, D.C.—El gobierno de los Estados Unidos sancionó a un consorcio de empresas chinas por apoyar los esfuerzos del régimen ilegítimo de Maduro para socavar la democracia en Venezuela.

En un comunicado, subrayó que “estos esfuerzos incluyen restringir el servicio de Internet y realizar vigilancia digital contra los opositores políticos del régimen. CEIEC ha proporcionado software, capacitación y experiencia técnica a las entidades del régimen.”

El Departamento de Estado precisó que también brinda apoyo cibernético y expertos técnicos al proveedor estatal de telecomunicaciones de la Compañía Nacional de Teléfonos de Venezuela, (CANTV), que controla el 70 por ciento del servicio de Internet en Venezuela y con frecuencia bloquea los periódicos independientes en línea y los discursos de miembros de la oposición.

Agrega que “Las empresas de tecnología de la República Popular China, incluido CEIEC, lideran el mundo en el desarrollo y exportación de herramientas para monitorear, censurar y vigilar las actividades de los ciudadanos en Internet. CEIEC ha estado apoyando los esfuerzos maliciosos del régimen de Maduro para reprimir la disidencia política y socavar los procesos democráticos desde 2017.”

Con esta última acción, “Estados Unidos reafirma su compromiso de promover la rendición de cuentas de todos los cómplices de los esfuerzos del ilegítimo régimen de Maduro por socavar la democracia.”

El comunicado señala que “los intentos desesperados de Maduro por manipular los procesos democráticos no deben dejar dudas de que las elecciones organizadas por el régimen ilegítimo, incluidas las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, no serán libres ni justas.”

El gobierno de los Estados Unidos reiteró su respaldo “al presidente interino Guaidó y al pueblo venezolano que ha luchado durante años para restaurar la democracia y la libertad en Venezuela.”

Al mismo tiempo, en otra nota por separado, el Departamento de Estado condenó “de manera inequívoca” las condenas injustas del Citgo 6, en un proceso que debería calificarse de canguro.”

Añade que luego cancelar su comparecencia inicial ante un juez decenas de veces durante los últimos tres años, de los ejecutivos injustamente imputados, ”el ilegítimo sistema legal venezolano condenó y sentenció repentinamente a estos ejecutivos petroleros sin ninguna evidencia.”

Concluye que “después de haber pasado más de tres años detenidos injustamente en Venezuela por estos cargos engañosos, la mayoría de las veces en condiciones de prisión horribles, estas seis personas deben ser devueltas de inmediato a los Estados Unidos.”