La medida del FinCEN es “para garantizar la cobertura consistente de la Ley de Secreto Bancario (BSA) en la industria bancaria.” (Foto: Fuente externa).

Bancos tendrán que identificar beneficiarios reales en transacciones financieras no reguladas.

Washington, D.C.—La Red de Ejecución de Delitos Financieros, (FinCEN), del Tesoro de Estados Unidos emitió el lunes una regla final que requiere estándares mínimos para los programas contra el lavado de dinero para los bancos que carecen de un regulador funcional federal.

Un comunicado señala que la medida es “para asegurar una cobertura consistente de la Ley de Secreto Bancario (BSA) en la industria bancaria. La regla final también extiende el programa de identificación de clientes y los requisitos de beneficiarios reales a esos bancos.”

La nota subraya que los bancos sin un regulador funcional federal “están actualmente obligados a cumplir con ciertas obligaciones de la BSA, incluida la presentación de informes de transacciones de divisas y actividades sospechosas.”

El FinCEN anticipa que los bancos que carecen de un regulador funcional federal podrán aprovechar las políticas, procedimientos y controles internos existentes requeridos por otros requisitos legales y regulatorios para cumplir con las obligaciones establecidas en la regla final.

Los bancos que carecen de un regulador funcional federal tendrán 180 días a partir del día en que se publique la regla final en el Registro Federal para cumplir con los nuevos requisitos contra el lavado de activo y/o transacciones sospechosas dentro del sistema bancario de los Estados Unidos.

Dejar respuesta