El documento de inteligencia remitido al Senado dice que las organizaciones mexicanas dominan la producción y la distribución en Estados Unidos de drogas como fentanilo, heroína, metanfetaminas y marihuana, y obtienen cocaína de Sudamérica para pasarla de contrabando desde México. (Foto: Cortesía de la Voz de América).

Un análisis de inteligencia de EEUU presentado al Senado ve peligrar la seguridad del país por el tráfico de drogas desde México y el aumento de la inmigración ilegal.

Washington, D.C. — Una evaluación de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, basada en hallazgos de diferentes agencias internas y externas, señala que el tráfico de drogas, principalmente desde México, y el aumento de la inmigración ilegal amenazan la salud y la seguridad de millones de estadounidenses.

“La amenaza de las drogas ilícitas está en niveles históricos, por primera vez con más de 100.000 muertes anuales de estadounidenses por sobredosis, impulsada por un robusto suministro de opioides sintéticos de Organizaciones Criminales Transnacionales desde México”, afirma el informe presentado por los jefes de inteligencia de EEUU a la Comisión de Servicios Armados del Senado.

El documento dice que las organizaciones mexicanas dominan la producción y la distribución en Estados Unidos de drogas como fentanilo, heroína, metanfetaminas y marihuana, y obtienen cocaína de Sudamérica para pasarla de contrabando desde México, informa la Voz de América.

El impacto económico para Estados Unidos es de billones de dólares en pérdidas directas e indirectas, agrega el informe.

Según la evaluación, los carteles mexicanos dejaron en 2019 de importar fentanilo desde China a causa de los controles estatales para sintetizarlo en el país a partir de componentes químicos también producidos en China. Ahora eluden los controles internacionales de los componentes con productos análogos y metodologías para sintetizar el fentanilo sintético.

El informe pronostica que los carteles mexicanos probablemente continuarán expandiendo su capacidad de producir fentanilo, mientras utilizan sus grandes ingresos para intimidar a políticos, influir en elecciones y organizar fuerzas capaces de confrontar al gobierno.

Factores que seguirán impulsando la migración

El informe considera que factores en el hemisferio, como pobres condiciones socioeconómicas, supuestos cambios en la política de inmigración de EEUU, y las oportunidades de empleo en Estados Unidos seguirán impulsando la migración hacia la frontera con México.

El alivio de las restricciones de viajes por el COVID-19 también está contribuyendo al aumento de la migración, dice el informe, y señala que estas dinámicas determinarán el flujo de inmigrantes hacia EEUU durante el resto del año.

Por otro lado, agrega, las desigualdades económicas y los efectos de conflictos y clima extremo continuarán alentando las migraciones internas e internacionales, y los flujos de refugiados.

Estas migraciones y desplazamientos incrementarán las necesidades humanitarias, el peligro de conflictos políticos, y el riesgo de otras crisis de salud, refleja el documento.

1 Comentario

  1. Este es el resultado de la política de frontera abierta implementada por la administración Biden y que está permitiendo que accedan a EEUU miles de inmigrantes ilegales y junto con ellos los traficantes de drogas,pues ya en la frontera sur no existen practicamente los controles.

Dejar respuesta