Abu Akleh era un rostro respetado y familiar en el Oriente Medio, conocida por su cobertura para Al Jazeera de las duras realidades de la ocupación militar de los palestinos por Israel, ahora en su 55to año. Era muy conocida en Cisjordania. (Foto: Fuente externa).

Shireen Abu Akleh, de 51 años, fue abatida a tiros cuando cubría una operación militar israelí en la Cisjordania ocupada.

Washington, D.C. — La veterana periodista palestina-estadounidense de Al Jazeera, Shireen Abu Akleh, fue muerta a tiros el miércoles cuando cubría una operación militar israelí en la Cisjordania ocupada. La cadena televisiva y dos reporteros que estaban con ella culparon a los soldados israelíes.

Inicialmente las fuerzas armadas israelíes insinuaron que Abu Akleh fue alcanzada por una bala perdida disparada por extremistas palestinos. Pero el jefe de las fuerzas armadas, el teniente general Aviv Kohavi, retractó más adelante esa versión, diciendo que no estaba claro quién había disparado la bala fatal.

La muerte de Abu Akleh, de 51 años, pudiera atraer más escrutinio del sistema de justicia militar de Israel, que es objeto de una vasta investigación de crímenes de guerra por la Corte Penal Internacional. Amenaza además con empeorar las ya tensas relaciones entre el ejército y la prensa internacional.

Abu Akleh era un rostro respetado y familiar en el Oriente Medio, conocida por su cobertura para Al Jazeera de las duras realidades de la ocupación militar de los palestinos por Israel, ahora en su 55to año. Era muy conocida en Cisjordania, informa la Voz de América.

Su muerte se sintió en toda la región y fue condenada por numerosos gobiernos árabes.

En Cisjordania hubo una enorme efusión de dolor. En Ramalá, la sede del gobierno autónomo palestino, el cuerpo de Abu Akleh, cubierto con una bandera palestina y una ofrenda floral, fue llevado por las calles de la ciudad. Centenares de dolientes corearon “con nuestro espíritu, nuestra sangre, te redimiremos, Shireen”.

El jueves, una procesión iba a llevar el cadáver para su entierro en Jerusalén, donde Abu Akleh nació.

En Jerusalén oriental, decenas de dolientes se congregaron en la casa de la familia para rendirle homenaje. Lina Abu Akleh, la sobrina de la periodista, la llamó “mi mejor amiga, mi segunda madre, mi compañera”.

“Nunca pensé que llegaría este día, cuando la noticia sería sobre ella y ella no estaría cubriendo la noticia”, dijo.

A un punto, policías israelíes entraron a la casa y fueron recibidos con gritos de “asesinos” y “ocupantes” y “fuera”. No estaba claro de inmediato por qué la policía acudió al lugar y los agentes se retiraron de inmediato.

La televisora qatarí interrumpió sus emisiones para anunciar la muerte. En un comunicado en su canal, pidió a la comunidad internacional que “condene y exija responsabilidades a las fuerzas israelíes de ocupación por atacar y matar de forma deliberada a nuestra colega, Shireen Abu Akleh”.

“Prometemos perseguir legalmente a los responsables, sin importar cuánto intenten ocultar su crimen, y llevarlos ante la justicia”, dijo Al Jazeera en un comunicado.

El ejército israelí dijo que sus fuerzas se habían visto atacadas con explosivos e intensos disparos durante su operación en Yenín, y que devolvieron el fuego. El ejército dijo que estaba “investigando el suceso y comprobando la posibilidad de que los periodistas fueran alcanzados por hombres armados palestinos”.

Dejar respuesta