Consultado por la subcomisión del Senado el jueves si Estados Unidos había invitado a alguien del gobierno cubano, Kevin O'Reilly dijo: "Esa será una decisión de la Casa Blanca". (Foto: Fuente externa).

Ante una subcomisión del Senado, Kevin O’Reilly, coordinador de la cumbre, dijo que dependerá de la Casa Blanca la decisión de si se invita a Cuba a la reunión del 6 al 10 de junio en Los Ángeles, pero afirmó que se pidió a los activistas de la sociedad civil cubana que asistieran.

Washington, D.C. — Estados Unidos no invitó a nadie del gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro ni del ejecutivo nicaragüense a la Cumbre de las Américas del próximo mes, dijo un funcionario del Departamento de Estado, en medio de la amenaza de boicot de algunos líderes regionales.

En una declaración ante una subcomisión del Senado, Kevin O’Reilly, coordinador de la cumbre, dijo que dependerá de la Casa Blanca la decisión de si se invita a Cuba a la reunión del 6 al 10 de junio en Los Ángeles, pero afirmó que se pidió a los activistas de la sociedad civil cubana que asistieran.

El presidente de Cuba dijo en Twitter a última hora del miércoles que «puedo asegurar que en ningún caso asistiré» a la cumbre, acusando a Washington de ejercer «brutales presiones» en toda la región «a fin de desmovilizar los justos y firmes reclamos de la mayoría de los países de la región de que la Cumbre debe ser inclusiva».

Los funcionarios del gobierno del presidente Joe Biden se han apresurado a evitar un boicot amenazado por algunos líderes, incluido el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador, si se excluyen Cuba, Venezuela y Nicaragua.

López Obrador dijo el jueves que probablemente decidiría el viernes si asistirá.
Los posibles desaires han aumentado el riesgo de desbaratar una cumbre que asesores de Biden esperaban que fuera una oportunidad para reafirmar la influencia de Estados Unidos en una región que a menudo se le acusa de descuidar.

Buscando una manera de apaciguar a López Obrador y otros, Washington ha considerado invitar a un representante cubano de nivel inferior como observador, según personas familiarizadas con el asunto.
Consultado por la subcomisión del Senado el jueves si Estados Unidos había invitado a alguien del gobierno cubano, O’Reilly dijo: «Esa será una decisión de la Casa Blanca».

Presionado sobre si se invitaría a algún representante del gobierno del presidente Maduro, O’Reilly proporcionó la declaración más clara hasta el momento, diciendo: «Absolutamente no. No los reconocemos como un gobierno soberano».

Estados Unidos y varios otros países han reconocido al líder opositor Juan Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela y rechazaron a Maduro luego de acusarlo de manipular su reelección de 2018.
O’Reilly dijo que sería una «decisión de la Casa Blanca» invitar a Guaidó en lugar de Maduro. Cuando se le preguntó si el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, había sido invitado, O’Reilly respondió con un escueto «No».

Ortega, un exguerrillero marxista que ganó un cuarto mandato consecutivo en noviembre después de encarcelar a sus rivales políticos, dijo la semana pasada que no estaba «interesado» en asistir.

Dejar respuesta