Estados Unidos y el mundo pendiente del reconteo de votos en algunos estados y el curso que tomarán las recién celebradas elecciones presidenciales.
  • Republicanos amplían mayoría en la Cámara.
  • Demócratas ganan fuerza en el Senado.

Por Jesús Rojas / RoseMaryNews.com
Washington, D.C.— El escrutinio del sufragio en la jornada de las elecciones en los Estados Unidos este martes 3 de noviembre, reflejaba poco después de medianoche cifras cambiantes con un número preciso de ganadores a nivel legislativo y avances cerrados entre los principales candidatos a la presidencia.

Los datos preliminares entre candidatos a la Cámara de Representantes daban cuenta de 145 legisladores republicanos electos; mientras del lado de la bancada demócrata se reportaron 120. En el Senado, resultaron elegidos 45 demócratas frente a 45 republicanos.

En la categoría de gobernadores, al menos 23 demócratas lograron la victoria, mientras que 26 republicanos revalidaron. Hasta el momento de redactar esta nota, el presidente Donald Trump había obtenido la victoria en 18 estados, incluido Ohio; en tanto su rival, Joe Biden, tenía 14 estados.

La victoria de Trump en la Florida parece surgir de las personas mayores, por el enfoque que ha dado a la pandemia, así como el apoyo de las mujeres, el voto latino, en particular la comunidad cubana y parte de la puertorriqueña, así como segmentos de la comunidad afroamericana, y demócratas pro Trump.

Al momento del cierre de esta nota, los delegados electorales para el presidente Donald Trump sumaban 213, y su rival demócrata llevaba la delantera con 237, pese a que el republicano sumaba los estados de Texas Luisiana, Arkansas, Georgia, Alabama, Kansas y Mississippi.

Entre los 14 estados bisagras que en la historia han favorecido tanto a los republicanos como a los demócratas, se encuentran Florida, Pennsylvania, Michigan, Virginia, Wisconsin, Carolina del Norte y Arizona, los cuales tienen numéricamente la capacidad de inclinar la balanza hacia un lado o hacia otro.

Al avanzar la noche, Biden sumó victorias en California, Oregón y Washington, arrasando en la costa oeste de la nación, así como Arizona y Nuevo México en el centro sur de la nación.

Las proyecciones al filo de la medianoche apuntaban al control de la mayoría demócrata de la Cámara, por las victorias en las zonas suburbanas y áreas metropolitanas, y avances en más de 30 distritos que había ganado Trump en 2016.

Las elecciones presidenciales y legislativas de este año en los Estados Unidos han registrado una cifra histórica de afluencia, con más de 100 millones de votantes que ejercieron el derecho al sufragio, tras una intensa campaña política y electoral a un costo financiero sin precedentes superior a 14-mil millones de dólares.

Además de elegir al presidente y al vicepresidente de la nación, los votantes también eligieron a 35 senadores y la totalidad de los miembros de la Cámara en la capital federal.

A diferencia de otras naciones, los Estados Unidos no eligen mediante voto directo al presidente y al vicepresidente, dicha responsabilidad recae en el Colegio Electoral integrado por 538 electores en representación de todos los estados, y quienes votarán el 14 de diciembre.

Para proclamarse ganador, el candidato aspirante a la Casa Blanca deberá obtener al menos 270 votos de los miembros que integran el Colegio Electoral.
Avanzada la jornada, poco antes de las diez de la noche, el presidente Trump obtuvo la victoria en Alabama, Carolina del Sur, Dakota del Norte, Ohio, Dakota del Sur, Utah y Wyoming, mientras que Biden triunfó en Colorado, Delaware, Nuevo México, Nueva York, Illinois y Washington, D.C.

Dejar respuesta