Según documentos judiciales y declaraciones hechas en el tribunal, Dean Britton trabajó en la industria de bienes raíces de la ciudad de Nueva York negociando arrendamientos de terrenos comerciales de alto valor en dólares. (Imagen: Fuente externa).

Debía al IRS más de US$1-millón-100-mil, pero gastó dinero en Country Club, viajes y matrícula en escuelas privadas.

Ciudad de Nueva York–Un residente de Edgeworth, Pensilvania, se declaró culpable de evasión de impuestos, anunció el Fiscal General Adjunto Principal Adjunto, Richard E. Zuckerman ,de la División de Impuestos del Departamento de Justicia y el Fiscal de los Estados Unidos, Scott W. Brady para el Distrito Oeste de Pensilvania.

De acuerdo con documentos judiciales y declaraciones hechas en el tribunal, Dean Britton trabajó en la industria de bienes raíces de la ciudad de Nueva York negociando arrendamientos de terrenos comerciales de alto valor en dólares.

Añaden que después fue contactado por el IRS con respecto a no haber rendido planillas de impuestos de 2013 a 2017. Britton presentó declaraciones falsas de varios años, informando que debía más de US$1-millón-100-mil en impuestos pendientes.

Las autoridades indicaron que Britton no pagó los impuestos que reconoció adeudar. En cambio, evadió su responsabilidad fiscal colocando el título de su residencia personal a nombre de un nominado, utilizando cuentas bancarias comerciales para pagar sus gastos personales y dirigiendo los ingresos a nuevas cuentas bancarias personales que estableció después de que el IRS recaudara su cuenta anterior.

Durante esos años, Britton utilizó más de US$1-mill-460-mil en gastos personales, incluidos cerca de US$770,000 en compras de bienes raíces, US$240,000 en alquileres de viviendas, US$96,000 en renovaciones de viviendas, US$74,000 en viajes, US$65,000 en gastos de clubes de campo y US$50,000 en matrícula de escuelas privadas.

La jueza de distrito de EE.UU., Nora Fischer, programó una sentencia para el 5 de noviembre de 2020. Podría ser condenado a una pena máxima de cinco años, también enfrenta un período de liberación supervisada, restitución y sanciones monetarias.

El Subprocurador General Adjunto Principal Zuckerman y el Fiscal Federal Brady elogiaron a los agentes especiales de Investigación Criminal del IRS, quienes llevaron a cabo la investigación, y la Fiscal Litigante Kimberly Ang, de la División de Impuestos y la Fiscal Federal Adjunta Carolyn Bloch, quienes están procesando el caso.

Dejar respuesta