Los resultados de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos continuaban muy cerrado la medianoche del martes, sin un ganador virtual, mientras se esperaban los resultados de estados decisivos para determinar quien resultó victorioso entre el presidente a la reelección, Donald Trump y el aspirante demócrata, Joseph Biden.

Un incidente se produjo el viernes en Texas, el que motivó que dos de las actividades de campaña del Partido Demócrata fueran canceladas.

Washington, DC. -El Buró Federal de Investigaciones, FBI, está investigando un incidente registrado en Texas cuando un autobús con militantes del Partido Demócrata fue según interceptado por seguidores del presidente y candidato del Partido Republicano, Donald Trump.

El FBI dijo el domingo que estaba investigando un incidente en que una caravana de vehículos agitando banderas de apoyo al presidente Donald Trump rodeó el viernes a un autobús que transportaba a personal de la campaña del candidato demócrata Joe Biden en una autopista de Texas.

La acción motivo que los ejecutivos en la campaña de Biden cancelaran,  al menos dos de sus eventos en Texas, mientras los demócratas acusaron al presidente a alentar «a sus simpatizantes a cometer actos de intimidación.»

De acuerdo con los demócratas, «la caravana trató de forzar al autobús a reducir la velocidad y sacarlo de la carretera.»

Mientras que una nota de la Voz de América indica que «grabaciones de video mostraron a una cierta cantidad de camionetas y SUV con banderas de respaldo a Trump cuando rodeaban el autobús de campaña de Biden en la autopista interestatal 53 entre las ciudades de San Antonio y Austin.

Reuters citó a la portavoz Michelle Lee del FBI en San Antonio que dijo en un correo electrónico que ellos estaban informados del incidente y lo estaban investigando, pero no tenían más nada que decir en ese momento.

Trump reenvió el video por Twitter el sábado con el mensaje “ADORO A TEXAS”, y el domingo criticó al FBI diciendo: «¡En su lugar, el FBI y la Justicia deberían estar investigando a los terroristas, anarquistas y agitadores de ANTIFA que están incendiando nuestras ciudades controladas por demócratas y lesionando a nuestro pueblo!”

«En mi opinión, estos patriotas no hicieron nada malo”, dijo Trump en el tuit.

El domingo, el presidente dijo en un acto en Michigan que su gente “estaba protegiendo a ese autobús”.

Biden, por su parte, expresó en Filadelfia que “nunca había ocurrido nada como esto. Al menos nunca hemos tenido a un presidente que piense que es algo bueno”.

El presidente del Partido Republicano en Texas, Allen West, descartó en un comunicado los reportes de la prensa sobre el incidente, diciendo que fueron “más noticias falsas y propaganda”.

Ni Biden ni su compañera de fórmula, la senadora Kamala Harris, estaban en el autobús, según refiere el reportaje en la Voz de América.

Dejar respuesta