La presidente, Mercedes Castillo, solicita de los propietarios de los medios la adopción de otras medidas que no impliquen el despido de personal en sus medios. (Foto: Fuente externa).

Mientras la enfermedad recrudece en el hemisferio, aumentan contagios y fallecimientos en el sector.

Bruselas, Bélgica—La Federación Internacional de Periodistas, FIP, ha instado a las autoridades que hagan cumplir a las empresas de medios los protocolos sanitarios y destacó la solidaridad de los trabajadores organizados para enfrentar la pandemia.

La Oficina Regional para América Latina y el Caribe de la FIP recibe periódicamente, a través de sus afiliados en la región, partes sobre los efectos del COVID-19 en los trabajadores de prensa de la región.

Hasta el lunes 6 de julio se ha registrado un aumento de contagios y muertes con respecto a cifras previas.
En total, 88 periodistas han fallecido por el virus, por lo que “exigimos a las autoridades de cada país velar por el cumplimiento de los protocolos sanitarios por parte de los empleadores y garantizar, en caso de ser necesario, los insumos destinados a evitar los contagios.”

La entidad añadió que “todos los periodistas tienen derecho a protegerse mientras cumplen con su vocación y obligación de informar a la población.”

La cifra de periodistas víctimas del virus por países hasta la fecha: Perú 37, Ecuador 20, México 13, Brasil 6, El Salvador 3, República Dominicana 2, Guatemala 1, Honduras 2, Panamá 1, Colombia 1, Bolivia 2.

En este sentido, destacaron las actividades solidarias que “nuestros afiliados han llevado adelante en toda la región. Desde conseguir y repartir insumos hasta capacitar a compañeros, la solidaridad de los trabajadores de prensa no ha hecho más que multiplicarse.”

“Lamentamos comunicar la nómina de fallecidos y manifestamos nuestra solidaridad para con sus familiares y colegas”, subrayó la entidad. Le enfermedad ha causado más bajas que los asesinatos, 21 en total hasta la fecha.

Finalmente, instó a los responsables institucionales a cumplir con los procedimientos establecidos por la Organización Mundial de la Salud para minimizar los efectos del COVID-19 en la población y en los trabajadores de prensa.

Dejar respuesta