El Interceptor 004 se encarga de recolectar y eliminar los desechos plásticos del río Ozama para que no lleguen al mar Caribe. (Foto: Fuente externa).

La operación de la plataforma, que funciona con energía solar, está a cargo de la Armada Dominicana.

Santo Domingo, República Dominicana–Las aguas del río Ozama, víctima desde hace años del vertido de toneladas de basura generada en la ciudad de Santo Domingo, mostraba menos plásticos de lo usual el sábado, al lucir más limpio luego de la llegada del Interceptor 004 a su cauce.

Se trata de un innovador dispositivo para recolectar los residuos sólidos que corrompen el cauce del Ozama y que también saneará las aguas del río Isabela de la capital dominicana, estrenándose hoy en su cometido a la altura del populoso sector de La Ciénaga, a poca distancia de la desembocadura en el Mar Caribe.

El Interceptor 004 es una de las cuatro embarcaciones que existen en el mundo para esos fines. Será colocada en el río Ozama y su operación estará a cargo de la Armada Dominicana, según informaron las autoridades dominicanas.

Cómo funciona 
La plataforma navega a contracorriente a baja velocidad, lo que facilita que los plásticos que flotan en la superficie lleguen a su interior.

Una barrera impide la diseminación de los despojos y los conduce a una cinta mecánica, como las de las cajas de los supermercados pero de enormes dimensiones, que los desplaza hasta diferentes contenedores que transporta el Interceptor 04.

De ahí su nombre, Interceptor, puesto que literalmente intercepta la basura, labor que realiza sin necesidad de tripulación.

Una computadora abordo registra el uso de energía, el rendimiento y el estado de los contenedores, dando aviso cuando estos están llegando al límite de su capacidad, momento en el que una barcaza se lleva la carga para su reciclado.

La embarcación fue donada por la organización holandesa The Ocean Cleanup, dedicada a la recolección de plásticos en ríos y mares. Solo hay dos dispositivos más funcionando en el mundo, aunque el del Ozama es el cuarto que se fabrica (por eso es el 004) y el primero que llega a Latinoamérica, de modo que Santo Domingo tiene el privilegio de contar con tecnología de vanguardia en la gestión de residuos.

El Interceptor funciona con energía solar y puede extraer 120.000 libras de plásticos al día, algo más de 54.000 kilos, de modo que liberará al río de unas 2.300 toneladas de basura al año, evitando, además, que esos residuos lleguen al mar.

El rescate del Ozama
Su llegada es el resultado del acuerdo firmado en octubre del año pasado en Rotterdam, Países Bajos, entre el Ministerio de la Presidencia, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y The Ocean Cleanup.

Video anexo: The Ocean Cleanup

https://www.facebook.com/TheOceanCleanup/videos/2683621161879635/?t=8

Dejar respuesta