El punto único de la sesión extraordinaria fue el levantamiento de la suspensión de las operaciones aéreas desde y hacia la República de Haití. (Foto: Fuente externa).

José E. Marte Piantini, Presidente de la JAC, destacó que la aviación es la forma más segura para trasladarse, debido a los controles de seguridad existentes en los aeropuertos y aerolíneas.

Santo Domingo, República Dominicana. – República Dominicana reanuda desde este miércoles los vuelos regulares con Haití. Así lo informó el presidente de la Junta de Aviación Civil (JAC), José Marte Piantini, en una sesión extraordinaria en la que se dispuso la reanudación de las operaciones aéreas desde y hacia el vecino país.

José Marte Piantini, Presidente de la JAC destacó que la aviación es la forma más segura para trasladarse, debido a los controles de seguridad existentes en los aeropuertos y aerolíneas.

El punto único de la sesión extraordinaria fue el levantamiento de la suspensión de las operaciones aéreas desde y hacia la República de Haití. En ese sentido, por las atribuciones que le otorga la ley, el pleno de la Junta de Aviación Civil dictó la Resolución 157-2021.

La medida deroga las Resoluciones 144-2021 y 145-2021 de fechas 7 y 9 de julio de 2021, respectivamente, en las cuales se suspendían dichas operaciones y se contemplaba de manera excepcional los vuelos de repatriación de ciudadanos dominicanos, personal diplomático dominicano o extranjero acreditado en la República de Haití, o extranjeros que laboran en empresas de capital dominicano establecidas en la República de Haití.

La Junta de Aviación Civil, es el órgano que dicta la política superior de la aviación civil en el país. El mismo se reúne para dictar las medidas sobre el tránsito aéreo, como lo establece la Ley No.491-06 de Aviación Civil de la República Dominicana.

Las operaciones aéreas regulares desde el país hacia Haití habían sido suspendidas tras el asesinato del presidente haitiano, Jovenel Moïse, el pasado 7 de julio en Puerto Príncipe, hecho que las autoridades haitianas con ayuda de Estados Unidos y de Colombia continúan investigando.