La influenza ha enfermado a 26 millones de personas este año. (Imagen: CDC)

La semana pasada aumentó el porcentaje de visitas al médico, la mayoría niños, por enfermedades similares a la gripe, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Washington, D.C.–Una segunda oleada de influenza azota a Estados Unidos mientras la actual temporada se perfila como una de las peores para los niños desde el severo brote de 2009-2010, dijeron funcionarios de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, CDC, en Atlanta.

Los expertos afirman que es quizá un mal momento para una temporada larga de influenza debido a las inquietudes causadas por el nuevo coronavirus surgido en China, cuyos síntomas parecidos a los de la gripe son difíciles de reconocer sin pruebas clínicas y laboratorios.

La actual temporada de influenza tuvo su inicio más temprano en 15 años. Desde octubre aumentaron los casos de enfermedades parecidas a la influenza en regiones del sur de Estados Unidos. La mayoría de los contagios correspondió a un tipo de gripe que habitualmente afecta a un número considerable de personas solamente en la primavera.
Sin embargo, una segunda oleada se presentó a finales de enero.

Si el coronavirus comenzara a propagarse en EE.UU. podría haber confusión en cuanto a si las personas se contagiaron de él o de influenza, dijo el doctor William Schaffner, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad Vanderbilt. Las infecciones durante esa ola alcanzaron su nivel más alto a finales de diciembre y después disminuyeron en las semanas subsiguientes.

Según proyecciones de los CDC, alrededor de 26 millones de estadounidenses han enfermado de influenza este otoño-invierno, con 250.000 hospitalizaciones y 14.000 muertes.

Dejar respuesta