Desde el punto de vista de los partidos políticos, el PRM cuenta con la participación más amplia de mujeres con perspectiva. (Foto: Fuente externa).

Raquel Peña, Ingrid Mendoza y Sergia Elena elevaron su perfil en pasadas elecciones; otras necesitan reconvertirse.

Santo Domingo, República Dominicana–Los principales partidos de oposición han iniciado un proceso de recomposición política en el que las mujeres tiene que sacudirse si es que quieren ocupar cargos dirigenciales y posicionarse de cara a las elecciones del 2024.

La conclusión del pasado proceso electoral elevó el perfil de algunas féminas y trajo otras al escenario como la vicepresidenta Raquel Peña, la primera dama, Raquel Arbaje, Sergia Elena Mejía e Ingrid Mendoza, pero bajó el perfil de otras y las pone ante el reto de relanzarse como Margarita Cedeño y Cristina Lizardo.

Dos mujeres que lograron sobresalir en el pasado proceso electoral son Carolina Mejía, alcaldesa del Distrito y Faride Raful, senadora y vocera del bloque del PRM, pero habría que ver el rumbo que tomen en su partido si su perfil toma la caída o sigue fortaleciéndose para proyectos políticos más ambiciosos, informa el diario El Caribe.

Desde el punto de vista de los partidos políticos, el PRM cuenta con la participación más amplia de mujeres con perspectiva política pero habría que ver si una eventual reelección del presidente Luis Abinader no termina sepultando esos proyectos y damas que se perfilan para alcanzar la primera magistratura no terminan con las alas cortadas cuando se les aplique el poder del Estado y si no lograron “venderse” como fieles incondicionales al Presidente de la República.

Además de Faride y Carolina en el PRM se destacan Gloria Reyes, exdiputada, directora del Programa Progresando con Solidaridad (Prosoli)y vicepresidenta del PRM, así como la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Olfany Méndez, de 26 años y fue la más votada en las pasadas elecciones.

Sin dudas, que las mujeres más destacadas en el PRM son la vicepresidenta, Raquel Peña que debutó en el escenario político con éxito y jugó un papel importante cuando el ahora presidente Abinader se contagió del Covid-19 en la campaña y ella tuvo asumir las calles y logró sobrellevar la situación con éxito.

El presidente le dio a Peña la coordinación del gabinete de salud, una responsabilidad vital en medio de la pandemia y que además abarca uno de los programas más ambiciosos del inicio del gobierno de Abinader, dotar de seguro de salud gratuito a más de dos millones este año.