El liderazgo judío lamentó el racismo en Estados Unidos y abogó por la renovación y el amor en la nación. (Foto: Fuente externa).

La MJAA y la IAMCS condenan trágica muerte de George Floyd.

Filadelfia, Pennsylvania—(PRNewswire)–El liderazgo de la Alianza Judía Mesiánica de Estados Unidos (Messianic Jewish Alliance of America) (MJAA) y la Alianza Internacional de Congregaciones y Sinagogas Mesiánicas (International Alliance of Messianic Congregations and Synagogues) (IAMCS), expresar su profund pesar por la trágica muerte de George Floyd y se unieron al dolor que embarga a la nación por lo ocurrido.

“Enviamos nuestras sentidas oraciones a la familia y los amigos del Sr. Floyd, y expresamos nuestras simpatías más sinceras, en unidad con nuestros hermanos y hermanas afroamericanos que actualmente sienten el dolor de la lucha contra el odio racial, la cual se remonta a varios siglos atrás.”

La organización señala que “Como pueblo judío, conocemos el dolor de no recibir un trato igualitario por otras personas. Estamos muy familiarizados con la inhumanidad y el sufrimiento que son consecuencia de la discriminación y la persecución que, a lo largo de la historia, han provocado la muerte de tantos de nuestro pueblo.”

Los líderes judíos condenaron “el horrendo acto cometido por aquéllos que injustamente le quitaron la vida al Sr. Floyd. Como dicen las famosas palabras del Dr. Martin Luther King Jr.: «La injusticia en cualquier parte es una amenaza a la justicia en todas partes. No podríamos estar más de acuerdo.”

Agregan que “La tragedia de Minneapolis nos ha tocado a todos. Como el Dr. King bien lo sabía, la Biblia nos enseña muchos principios de cómo los hombres deben vivir, pero ninguno es más fundamental y urgente en nuestra época que la palabra que Yeshúa (Jesús) nos dio respecto a la hermandad de la raza humana: «Y éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado». (Juan 15:12).

Tanto la MJAA como la IAMCS subrayaron que “Los que amamos a Estados Unidos y creemos que es una nación muy bendecida por Dios, debemos, no obstante, reconocer cuánto nuestra gran tierra ha sido manchada por el pecado del racismo.”

Señalan que “Aunque Estados Unidos ha logrado un avance significativo e importante en la promoción de los derechos civiles de todos, a veces es difícil imaginar si, o cómo, el país puede superar jamás un pecado tan grande. Sin embargo, tenemos esperanza, pues la Sagrada Escritura declara: «Sobre todo, ámense los unos a los otros profundamente, porque el amor cubre multitud de pecados». (I Pedro 4:8).

Reiteran que “Amamos a nuestros hermanos y hermanas afroamericanos y esperamos y oramos por que la trágica e innecesaria muerte del Sr. Floyd lleve, quizás, a las personas de este gran país a un lugar de mayor amor y comprensión.”

Los líderes judíos subrayaron que “Todos somos hijos del mismo Creador. Todos somos pecadores con necesidad de un salvador. Nuestra sincera oración es que podamos unirnos en este momento y humildemente pedir a Dios Todopoderoso la sanación, la regeneración y la renovación que necesitamos tan desesperadamente hoy en Estados Unidos.”

Dejar respuesta