La Bliblioteca del Congreso de los Estados Unidos es un orgullo nacional.

 

Filántropo dona US$10 millones para reconectar a los visitantes con la historia.

Washington, D.C.–Un importante regalo del filántropo David Rubenstein ayudará a financiar un proyecto para reinventar y mejorar la experiencia de los visitantes para los casi 2 millones de personas que visitan el Edificio Thomas Jefferson de la Biblioteca del Congreso cada año.

El objetivo es conectar mejor a los visitantes con la historia y proporcionar un mejor acceso a las colecciones incomparables que posee la biblioteca nacional. Rubenstein, presidente del Consejo James Madison de la Biblioteca y copresidente ejecutivo de The Carlyle Group, hará una donación principal de US$10 millones para apoyar el proyecto de experiencia del visitante.

El regalo de Rubenstein se basará en la importante inversión pública que el Congreso ha realizado en la infraestructura de la Biblioteca. Apoyará el plan estratégico establecido por la Bibliotecaria del Congreso Carla Hayden para hacer que la Biblioteca esté más centrada en el usuario para el Congreso, creadores y estudiantes de todas las edades.

«La alfabetización es fundamental para aprender y alcanzar el máximo potencial. La Biblioteca del Congreso desempeña un papel único en el avance de la alfabetización y el fomento del amor por el país y la comunidad”, afirma Rubenstein.

Señala que “Me siento honrado de ser parte de este importante proyecto para mejorar la experiencia del visitante y presentar los innumerables tesoros de la Biblioteca de formas nuevas y creativas», y elogió a la doctora Hayden por su visión y liderazgo en la modernización del espectacular Edificio Jefferson de la Biblioteca de manera que respete su belleza y grandeza.»

El plan de la Biblioteca para reinventar la experiencia del visitante obtuvo la aprobación de los comités de asignaciones en el Congreso. En septiembre de 2019, los Subcomités de Asignaciones de la Cámara y el Senado en el Poder Legislativo aprobaron la liberación de US$8 millones para financiar el trabajo de diseño detallado del plan, además de los US$2 millones proporcionados para la planificación inicial.

«Estamos increíblemente agradecidos y honrados por el apoyo de David Rubenstein y del Congreso para ayudarnos a crear una nueva experiencia para los visitantes de la Biblioteca del Congreso a través de una asociación público-privada», dijo la bibliotecaria del Congreso Carla Hayden.

Reiteró que «creemos que todos los estadounidenses están conectados a su biblioteca nacional y se sentirán inspirados y capacitados para explorar las amplias colecciones, desde los manuscritos de presidentes y creadores de cambios hasta fotografías y mapas históricos y el patrimonio creativo de nuestra nación en música, cine y arte.»

Durante 220 años, la Biblioteca ha servido como un centro de conocimiento y un lugar dedicado a preservar y promover el patrimonio cultural de la nación. Sin embargo, los comentarios de los visitantes han demostrado que la Biblioteca puede hacer más para compartir los tesoros de la nación y ayudar a comprender cómo las colecciones pueden conectarse con su propia creatividad e investigación, para colocarlas en espacios públicos, así como presentaciones en línea.

Dejar respuesta