El ministro de Administración Pública exhortó a todos los servidores públicos a continuar con la aplicación de los protocolos establecidos por las autoridades de salud.

El ministro Darío Castillo Lugo revela más del 40 % de los servidores públicos, no trabaja, “son nominillas o botellas del Estado.”

Santo Domingo, República Dominicana–Las nuevas autoridades detectaron, hasta ahora, seis personas fallecidas y más de 200 privados de libertad, que figuran como activos en la nómina pública, como si asistieran todos los días a su trabajo; así lo informó este jueves el ministro de la Administración Pública, MAP, Darío Castillo Lugo.

Aunque el titular del MAP no precisó en cuál de las nóminas públicas “cobraban” los muertos ni los presos, indicó que esto genera un gasto de unos 6 millones de pesos extras para el Estado.

Castillo Lugo también expresó que existen 6 mil 396 servidores públicos hasta el momento que están en dos nóminas distintas sin una profesión como el magisterio que puede ser compatible con ambas.

“La única profesión compatible con otro puesto gubernamental en el país es la de magisterio”, indicó Castillo Lugo al ser entrevistado en el programa El Despertador, por Color Visión.

Añadió que más del 40% de los servidores públicos, no trabajan “son nominillas o botellas del Estado.»

Sostuvo que, 3 mil servidores están activos y mantienen sus pensiones en el gobierno central y aclaró que “según la ley de pensiones 79-81 si una persona está pensionada pero nuevamente empieza a trabajar en el gobierno, se le suspenderá la pensión hasta que salga otra vez y se le mejorará la misma.”

Aclaró que el problema está en que las nominillas estaban aparte del personal fijo, pero desde hace un tiempo personal aun estando en ellas, también fueron agregados a la de empleados fijos.

Indicó que para la solución de esto, los funcionarios públicos tendrán que solicitar que sean impresas las listas por departamentos con auditores, abogados y técnicos que den seguimiento a los encargados de cada uno por un lapso de tiempo hasta completar el proceso de limpieza de nóminas.

Adelantó que todo esto es un proceso el cual toma su tiempo, no es automático.

Castillo expresó que desde el 2000-2004 se inició en el MAP bajo la dirección de la entonces Oficina de Administración y Personal, ONAPI, un proyecto de crear un sistema de administración de la nómina pública con un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BIP), se instaló el Sistema de Administradores y servidores públicos (SASP).

Explicó que poco a poco se fueron integrando y ahora existe un gran porcentaje de todos los ministerios y todas las direcciones, faltan algunos consejos y oficinas, municipios, ayuntamientos pero están casi todos, sostuvo.

En ese SASP, dijo Castillo, se establece que hay unos 500 mil servidores públicos, pero 20 años después todavía no se puede establecer la cantidad exacta de empleados públicos ni las instituciones a las que pertenecen.

Aseguró que al final de este período de gobierno, van a implementar un programa de actualización de la plataforma para poder saber con exactitud la cantidad de servidores públicos en el país por instituciones.

Dejar respuesta