Personal médico evalúa a 2,700 tripulantes del Theodore Roosevelt, quienes salen de la nave dos veces al día. (Foto: Fuente externa.)

El Pentágono confirma está a la espera de cientos de pruebas pendientes a la tripulación.

Washington, D.C.– Un marinero del portaviones estadounidense USS Theodore Roosevelt que el pasado 30 de marzo dio positivo para COVID-19 fue ingresado este jueves a la unidad de cuidados intensivos de un hospital naval de la isla de Guam, en el Pacífico occidental.

El general de las Fuerzas Aéreas de EE.UU. John E. Hyten, vicepresidente del Estado Mayor Conjunto, precisó que 416 miembros de la tripulación están infectados y cientos de resultados de otras pruebas están pendientes.

El alto mando militar señaló que personal médico está controlando a los 2.700 miembros del Theodore Roosevelt que actualmente salen del barco dos veces al día. Asimismo, señaló que este podría no ser el único navío estadounidense afectado por el virus.

En el portaviones USS Nimitz en el puerto de Bremerton (Washington) se presentó «un número muy pequeño de brotes» que está siendo observado «muy de cerca», añadió.

La epidemia a bordo del Theodore Roosevelt se desató a finales de marzo y ha desencadenado problemas en las altas esferas de la Armada.

La semana pasada, Brett Crozier fue destituido de su cargo como capitán del portaviones después de que se filtrara una carta en la que pedía a sus superiores tomar acciones inmediatas para ayudar a su tripulación tras registrarse varios casos de covid-19 en la nave.

A esa misiva reaccionó el secretario interino de la Armada de EE.UU., Thomas Modly, quien en un discurso dirigido a la tripulación del barco llamó a Crozier «ingenuo» y «estúpido».

Sin embargo, tras recibir duras críticas por parte de varios políticos, Modly se disculpó públicamente el lunes y al día siguiente renunció a su cargo.

Dejar respuesta